Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La cooperante Zaghari-Ratcliffe comparece ante un tribunal iraní para ser juzgada por "propaganda"

Una foto de Nazanin Zaghari-Ratcliffe se ve entre velas durante una conmemoración del cuarto cumpleaños de su hija Gabriella frente al Foreign & Commonwealth Office el 11 de junio de 2018 en Londres, Inglaterra [Chris J Ratcliffe/Getty Images].

La cooperante británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe fue juzgada por un nuevo delito de "propaganda contra el sistema" en el Tribunal Revolucionario de Irán el domingo, dijo su abogado, una semana después de cumplir una condena de cinco años de cárcel, informa Reuters.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, dijo que el segundo juicio era "inaceptable" y pidió a Irán que dejara a Zaghari-Ratcliffe regresar a Gran Bretaña. Dijo que Irán la había sometido a un "calvario cruel y vergonzoso".

Zaghari-Ratcliffe, gestora de proyectos de la Fundación Thomson Reuters, fue detenida en abril de 2016 y posteriormente condenada por conspirar para derrocar al poder clerical. Su familia y la fundación, una organización benéfica que opera independientemente de la empresa de medios de comunicación Thomson Reuters y su filial de noticias Reuters, niegan la acusación.

La acusación de propaganda se refiere a su supuesta participación en una concentración frente a la embajada iraní en Londres en 2009 y a la entrevista que concedió al mismo tiempo a la cadena de televisión BBC Persa, según su abogado Hojjat Kermani.

Tras el juicio del domingo, Kermani dijo que esperaba el veredicto en la próxima semana.

"Zaghari-Ratcliffe estaba bien y tranquila en la sesión del tribunal", dijo a Reuters. "Tengo muchas esperanzas de que sea absuelta".

El poder judicial iraní no estaba disponible de inmediato para hacer comentarios.

LEER: "Es muy probable que Israel esté detrás del ataque al buque contenedor iraní"

Zaghari-Ratcliffe, que cumplió la mayor parte de su condena de cinco años en la prisión de Evin, en Teherán, fue puesta en libertad el pasado mes de marzo durante la pandemia de coronavirus y permaneció bajo arresto domiciliario hasta el pasado domingo. Las autoridades le retiraron la etiqueta del tobillo, pero inmediatamente la citaron de nuevo ante el tribunal por el otro cargo.

Su marido, Richard, que ha creado el grupo de campaña "Free Nazanin" y ha presionado al gobierno británico para conseguir la liberación de su esposa, ha declarado en un comunicado que "en estos momentos, el futuro de Nazanin sigue siendo incierto, y su detención tiene efectivamente un final incierto".

Antonio Zappulla, director general de la Fundación Thomson Reuters, dijo en un comunicado que el segundo juicio era una medida deliberada para prolongar su calvario y su sufrimiento.

"Es incomprensible que se enfrente a un nuevo trauma como castigo por unos delitos que no ha cometido", dijo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, en una llamada con el presidente iraní Hassan Rouhani el miércoles, dijo que se debe permitir a Zaghari-Ratcliffe volver a casa con su familia.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines