Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una organización benéfica afirma que Nazanin Zaghari-Ratcliffe es víctima de torturas

Simpatizantes sostienen una foto de Nazanin Zaghari-Ratcliffe durante una protesta por la madre británico-iraní encarcelada en Teherán frente a la Embajada de Irán el 16 de enero de 2017 en Londres, Reino Unido [Chris J Ratcliffe/Getty Images].

Una mujer británico-iraní retenida en la República Islámica desde 2016 es víctima de torturas y necesita tratamiento urgente por su salud mental, según asegura un informe médico enviado por una organización benéfica al Gobierno británico y visto por la BBC.

Nazanin Zaghari-Ratcliffe sufre una gran depresión y un trastorno de estrés postraumático tras pasar cinco años en una prisión iraní, según el informe de 77 páginas.

El informe, encargado por la organización benéfica de derechos humanos Redress, afirma que Zaghari-Ratcliffe fue interrogada durante horas, a menudo con los ojos vendados, y mantenida en régimen de aislamiento al comienzo de su condena.

Al parecer, Zaghari-Ratcliffe dijo a los médicos que había desarrollado un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y que se le había caído el pelo durante su estancia en prisión.

También dijo que se había visto obligada a escuchar a su guardia femenina hablar en voz alta con su hijo, a pesar de estar separada de su propia hija.

El informe insta al ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, a clasificar a Zaghari-Ratcliffe como víctima de tortura.

La BBC dijo que ni Zaghari-Ratcliffe, ni su marido Richard, se han sentido capaces de leer el informe en su totalidad, pero ambos han apoyado la publicación de su contenido.

LEER: Los republicanos impulsan un proyecto de ley para impedir que Biden rebaje las sanciones a Irán

Fue elaborado por dos médicos tras dos exámenes médicos virtuales con Zaghari-Ratcliffe en octubre y febrero.

La directora de proyectos de la Fundación Thomson Reuters fue condenada en 2016 por conspirar para derrocar al poder clerical.

Pasó gran parte de su condena en la tristemente célebre prisión de Evin, en Teherán, y fue liberada el pasado mes de marzo durante la primera oleada de la pandemia de coronavirus, pero se le mantuvo bajo arresto domiciliario y se le prohibió salir del país.

Las autoridades iraníes le retiraron la etiqueta del tobillo el 7 de marzo, pero el domingo se enfrenta a una nueva vista judicial en Teherán.

Su abogado, Hojjat Kermani, dijo: "En este caso, se la acusa de propaganda contra el sistema de la República Islámica por participar en una concentración frente a la embajada iraní en Londres en 2009 y conceder al mismo tiempo una entrevista a la cadena de televisión BBC Persa".

Dijo que esperaba que "este caso se cerrara en este momento, teniendo en cuenta la investigación previa".

La liberación de Zaghari-Ratcliffe se produce en un momento en que Irán y Estados Unidos intentan reactivar el acuerdo nuclear que el expresidente estadounidense Donald Trump abandonó en 2018.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioReino UnidoSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines