Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los magnates estadounidenses de origen judío financian las políticas de extrema derecha en Estados Unidos e Israel

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la conferencia del Foro Político Kohelet en Jerusalén, el 8 de enero de 2020 [MENAHEM KAHANA/AFP/Getty Images].

Los mayores donantes de los políticos republicanos que han sido denunciados por tratar de anular la Constitución de Estados Unidos el día del asalto al edificio del Congreso en enero son también los mayores patrocinadores de un grupo de presión israelí que está impulsando políticas de extrema derecha en el Estado sionista, ha informado Haaretz. Los magnates judíos estadounidenses que están detrás del derechista Foro Político Kohelet han sido expuestos por el periódico israelí en un extenso artículo titulado "Los multimillonarios estadounidenses que financian en secreto el esfuerzo de la derecha para remodelar Israel". No todos los judíos estadounidenses ricos están involucrados en tales actividades.

Desde que se fundó en 2012, Kohelet ha presionado con éxito para traducir el sionismo religioso de extrema derecha en leyes y ha apuntalado la legislación para reforzar los asentamientos ilegales de Israel en los territorios palestinos ocupados. Un éxito importante fue la racista Ley del Estado-nación de 2018. La ley define a Israel como un Estado judío en el que sólo los judíos tienen derecho a la autodeterminación.

"No quiero sonar arrogante, pero en cierto sentido somos el cerebro de la derecha israelí", se dice que dijo Moshe Koppel, presidente de Kohelet. "La mayoría de las cosas que ocurren en la derecha israelí salen de nuestra... escuela de pensamiento". Según Haaretz, la Ley del Estado-Nación se basó en un borrador original escrito por Koppel hace casi veinte años.

Los objetivos de Kohelet figuran en su página web oficial: "El Foro Político Kohelet se esfuerza por asegurar el futuro de Israel como Estado-nación del pueblo judío, por fortalecer la democracia representativa y por ampliar la libertad individual y los principios del libre mercado en Israel". Su trabajo suele pasar desapercibido, algo sorprendente si se tiene en cuenta que se dice que el tamaño de su personal de investigación es comparable al de la mayor universidad académica de Israel. Los investigadores de Kohelet, sin embargo, no se dedican a la investigación por sí misma; quieren ejercer influencia; quieren transformar el país.

LEER: "El partido de Ben Ali es una amenaza para Túnez, es hora de prohibirlo"

Esta influencia aparentemente incluye la redacción de leyes y documentos de posición para los miembros de derecha de la Knesset israelí, así como para los funcionarios estadounidenses que promueven las ambiciones coloniales de los colonos del Estado sionista. Fue Kohelet, por ejemplo, el que se dice que proporcionó al entonces Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, los fundamentos jurídicos para su anuncio sin precedentes del reconocimiento por parte de Estados Unidos de la supuesta legalidad de los asentamientos en 2019, reveló Haaretz. Pompeo reconoció públicamente el apoyo de la organización.

Haaretz dijo que los principales patrocinadores financieros de Kohelet son dos multimillonarios judíos estadounidenses, Jeffrey Yass y Arthur Dantchik. Ambos guardan celosamente su intimidad, pero se dice que están activos dentro del Partido Republicano financiando a políticos de derechas y toda una red de centros de investigación conservadores y libertarios que proporcionan a los legisladores la información necesaria para debilitar los argumentos a favor del seguro sanitario público, impedir la expansión del transporte público y bloquear las restricciones a la compra de armas, incluso en los supermercados.

Al igual que en Israel, su papel dentro del Partido Republicano pasó en gran medida desapercibido hasta el asalto del 6 de enero al edificio del Congreso por parte de los partidarios de extrema derecha del entonces presidente estadounidense Donald Trump. "Los disturbios desataron las críticas a los leales a Donald Trump en el Congreso, en particular a los senadores Ted Cruz y Josh Hawley", señala Haaretz. "Después, las críticas se extendieron a los donantes trumpistas, especialmente a Yass, que ocupa el sexto lugar en la lista recopilada por Opensecrets.org de los principales donantes de todos los candidatos republicanos en 2020".

A pesar de los esfuerzos por mantener en secreto las donaciones, que suman "decenas de millones de dólares", el periódico descubrió el "enrevesado" rastro de dinero que conecta a ciertos magnates judíos estadounidenses con los movimientos de extrema derecha.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines