Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Disidentes saudíes aseguran que la negativa de EEUU a castigar a MBS pone sus vidas en peligro

El príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman llega a una reunión con la primera ministra británica Theresa May ( no aparece en la foto) en el número 10 de Downing Street el 7 de marzo de 2018 en Londres, Inglaterra. [Leon Neal/Getty Images]

La negativa del gobierno de Biden a castigar al príncipe heredero saudí Mohammed Bin Salman por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi ha puesto la vida de los críticos en grave peligro, advirtieron disidentes exiliados del reino.

Los activistas, entre los que se encuentran algunos que han sido advertidos previamente de que posiblemente corrían el riesgo de ser víctimas de agentes del reino, dijeron en entrevistas con The Guardian que creían que el príncipe heredero de 35 años y gobernante de facto conocido como MBS se envalentonaría después de que la Casa Blanca se negara a sancionarlo.

Comentando el informe de la semana pasada de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI), el crítico saudí Khalid Al-Jabri dijo:

La publicación por parte de la administración Biden del informe de la ODNI [sobre el asesinato de Jamal Khashoggi] es una forma de transparencia que se agradece, pero la falta de responsabilidad directa dará a MBS una impunidad permanente, lo que le hará más peligroso.

Al-Jabri es hijo de un antiguo alto funcionario saudí, Saad Al-Jabri, que vive exiliado en Canadá y cuyos hermanos, Omar y Sarah, están detenidos en el reino.

Según la demanda presentada por Al-Jabri ante un tribunal estadounidense, Bin Salman controlaba personalmente a un equipo de mercenarios conocido como el Escuadrón Tigre "para cumplir su deseo asesino" y hacer que lo asesinaran en Canadá. La denuncia de 106 páginas presentada por Al-Jabri en Washington DC en agosto afirma que el príncipe quería matarlo porque posee "información condenatoria". Se afirma que el heredero al trono saudí obtuvo una fatwa (opinión) religiosa que autorizaba el asesinato del antiguo alto funcionario de inteligencia.

LEER: Harris garantiza a Netanyahu la oposición de EE.UU. a la investigación de la CPI

En declaraciones a The Guardian, el hijo de Al-Jabri llegó a decir que el príncipe heredero "probablemente piensa que puede salirse con la suya en futuros asesinatos siempre que no deje huellas".

El activista pro-democracia Iyad Al-Baghdadi, que vive exiliado en Noruega, expresó sentimientos similares. Al-Baghdadi es un crítico palestino del príncipe heredero que vive bajo asilo. Fue trasladado rápidamente a un lugar seguro en abril de 2019 tras un aviso de la CIA de que se enfrentaba a una posible amenaza de Arabia Saudí.

"En realidad estoy menos seguro ahora que antes de esto", dijo Al- Baghdadi. "Los hechos combinados de [Estados Unidos diciendo] 'Sí, lo hizo' y 'No, no podemos hacer nada al respecto, sino sancionar a algunos de sus secuaces' es muy peligroso. ¿Qué normaliza esto?", preguntó.

Advirtió de las consecuencias violentas de la negativa de Estados Unidos a castigar a MBS. dijo Al-Baghdadi: "En mi opinión, esto no puede ser. Parece que la gente en la Casa Blanca está pensando en la política exterior convencional y tienen que despertar de una vez. Están sacando un cuchillo para un tiroteo".

Otro disidente, Omar Abdulaziz, que fue un estrecho colaborador de Khashoggi, también advirtió del mensaje que está enviando la administración Biden. El príncipe heredero "puede hacer lo que quiera", dijo. Las preocupaciones de otros disidentes también se plantearon en el informe.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines