Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Grupos de la sociedad civil estadounidense piden a Biden que imponga sanciones al príncipe heredero saudí

Un manifestante sostiene una cartulina en la que se lee "No olvidamos a Jamal Khashoggi" durante una protesta frente al consulado saudí en Nueva York, Estados Unidos, el 1 de junio de 2019 [Atılgan Özdil/Anadolu Agency].

Más de 40 grupos de la sociedad civil estadounidense han pedido al presidente Joe Biden que imponga sanciones al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman, por su papel en el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi.

La medida es la culminación de una campaña liderada por el Consejo de Relaciones Islámico-Americanas (CAIR, por sus siglas en inglés), que es la mayor organización de defensa de los derechos civiles y del Islam en Estados Unidos. Otras organizaciones implicadas son Democracy Now for the Arab World (DAWN).

"El presidente Biden debe utilizar su poder para imponer todo el conjunto de sanciones disponibles en virtud de la Ley Global Magnitsky -incluyendo la congelación de activos y la prohibición de visados- a Bin Salman, así como a cualquier otro ciudadano saudí implicado en el asesinato", han declarado los grupos. "Las sanciones de la Ley Magnitsky también deberían imponerse a la dirección del fondo soberano de Arabia Saudí, el Fondo de Inversión Pública, que es propietario de la aerolínea y el avión utilizados para transportar a los asesinos de Jamal Khashoggi entre Arabia Saudí y Turquía."

LEER: Estados Unidos intervino en los resultados de las elecciones egipcias de 2012

El Director de Inteligencia de EEUU concluyó en su informe publicado el pasado viernes que Bin Salman "aceptó secuestrar o matar a Khashoggi", por considerarlo una amenaza para el Reino. El príncipe habría apoyado el uso de medidas violentas si fuera necesario para silenciar al periodista.

Sin embargo, el gobierno de Biden ha impuesto sanciones a algunos funcionarios saudíes, entre ellos Ahmed Al-Asiri, ex jefe adjunto de inteligencia, y miembros de la Fuerza de Intervención Rápida.

El Ministerio de Asuntos Exteriores saudí anunció su "rechazo categórico" a las "conclusiones difamatorias e incorrectas sobre el liderazgo del Reino" mencionadas en el informe.

Khashoggi fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el interior del consulado de Arabia Saudí en Estambul. Su asesinato conmocionó a la comunidad internacional.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines