Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Judíos ortodoxos intentan quemar una iglesia en Jerusalén

Dos judíos ultraortodoxos observan un grafiti en la pared de una iglesia en el que se lee en hebreo "El rey David es rey de los judíos y Jesús es basura" el 9 de mayo de 2014 en Jerusalén [THOMAS COEX/AFP vía Getty Images].

La Asamblea de Obispos Católicos de Tierra Santa (ACOHL) condenó ayer los repetidos ataques de colonos israelíes contra la Iglesia Ortodoxa Rumana de Jerusalén, según un comunicado.

La declaración de la ACOHL se produjo tras un intento de los judíos ortodoxos de prender fuego a la entrada de la iglesia situada en el barrio de Musrara de Jerusalén, que está cerca del barrio judío.

En el comunicado se afirma que el sacerdote local consiguió apagar el fuego rápidamente, y se señala que las grabaciones de las cámaras de vigilancia mostraban a los judíos ortodoxos llevando a cabo la ofensiva.

"Este acto de vandalismo es el cuarto en un mes que tiene como objetivo el mismo monasterio; según las autoridades, se sospecha que algunos judíos ortodoxos religiosos son los probables asaltantes", dijo ACOHL en un comunicado.

"Nosotros, iglesias católicas, nos unimos a las iglesias ortodoxas y a todas las demás comunidades cristianas de Jerusalén y condenamos enérgicamente estos actos de vandalismo que ofenden no sólo la vida de los cristianos, sino también la de muchos que todavía creen en el diálogo y el respeto mutuo", añade el comunicado.

Subrayó que "estos actos son contrarios al espíritu de coexistencia pacífica entre las diferentes comunidades religiosas de la ciudad", e hizo un llamamiento a las autoridades israelíes para que abran una investigación seria sobre el ataque y procesen a los agresores.

VIDEO: Descubre el monasterio de Mar Saba, Palestina

"Todas las autoridades políticas y religiosas de la ciudad deben unirse en la condena de estos actos", dice el comunicado.

Por su parte, el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa Griega, Atallah Hanna, declaró: "Deploramos y condenamos este vandalismo que proviene del racismo contra las iglesias, el cristianismo y los símbolos cristianos, llevado a cabo por grupos portadores de ideologías fanáticas, que rechazan a los demás y no respetan su intimidad".

Se refirió a las repetidas ofensivas como "una acción destinada a expulsar a los monjes de este monasterio aterrorizándolos, y podría ser un mensaje de que los cristianos no son aceptados en esta zona".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines