Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Esperando las declaraciones de Biden del lunes sobre los saudíes; la Casa Blanca pisa el freno

Entre las medidas punitivas que adoptó Estados Unidos el viernes se encuentra la imposición de una prohibición de visado a algunos saudíes que se cree que están implicados en el asesinato de Khashoggi y sanciones a otros, entre ellos un ex jefe adjunto de inteligencia, que congelarán sus activos en Estados Unidos y en general prohibirán a los estadounidenses tratar con ellos.

El presidente Joe Biden dijo el sábado que su administración haría un anuncio sobre Arabia Saudí el lunes, después de un informe de inteligencia de Estados Unidos que determinó que el príncipe heredero Mohammed bin Salman había aprobado el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, informó Reuters.

El gobierno de Biden se ha enfrentado a algunas críticas, en particular un editorial del Washington Post, según el cual el presidente debería haber sido más duro con el príncipe heredero, que no fue sancionado a pesar de ser culpado de aprobar el asesinato de Khashoggi.

Preguntado por el castigo al príncipe heredero, el gobernante de facto de Arabia Saudí, también conocido como MbS, Biden dijo: "Habrá un anuncio el lunes sobre lo que vamos a hacer con Arabia Saudí en general".

Biden no dio detalles. Pero un funcionario de la Casa Blanca sugirió que no se esperaban nuevos pasos significativos.

LEER: En el informe de inteligencia sobre el asesinato de Khashoggi se eliminan los nombres de tres sospechosos

"La administración tomó una amplia gama de nuevas acciones el viernes. El presidente se refiere a que el lunes, el Departamento de Estado proporcionará más detalles y elaborará esos anuncios, no nuevos anuncios", dijo el funcionario.

Khashoggi, un residente en Estados Unidos que escribía columnas de opinión para el Washington Post críticas con las políticas de MbS, fue asesinado y desmembrado por un equipo de agentes vinculados al príncipe en el consulado del reino en Estambul en octubre de 2018.

El Gobierno saudí, que ha negado cualquier implicación del príncipe heredero, emitió el viernes un comunicado en el que rechazaba las conclusiones del informe estadounidense y repetía sus declaraciones anteriores de que el asesinato de Khashoggi fue un crimen atroz cometido por un grupo de delincuentes.

Entre las medidas punitivas que adoptó Estados Unidos el viernes figura la imposición de una prohibición de visado a algunos saudíes que se cree que están implicados en el asesinato de Khashoggi y de sanciones a otros, incluido un antiguo jefe adjunto de inteligencia, que congelarían sus activos en Estados Unidos y, en general, prohibirían a los estadounidenses tratar con ellos.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesTurquíaUSVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines