Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los hutíes bombardean un campo de refugiados al oeste de Marib, según el gobierno de Yemen

Las tropas gubernamentales respaldadas por Arabia Saudí repelen una ofensiva de los rebeldes hutíes en Marib, rica en petróleo, a unos 120 kilómetros (75 millas) al este de la capital de Yemen, Saná, controlada por los rebeldes, el 14 de febrero de 2021. [AFP vía Getty Images]

Las milicias hutíes en Yemen bombardearon el lunes un campo de refugiados en el distrito de Sarwah, al oeste de la gobernación de Marib, dijo el ministro de Información de Yemen, Moammar Al-Eryani.

"La milicia hutí respaldada por Irán está atacando de nuevo los campamentos de desplazados internos en Marib y bombardeando el campamento de desplazados internos de Thinna en el distrito de Sarwah, al oeste de Marib, que alberga a 700 familias de varias gobernaciones con proyectiles de artillería, horas después de haber atacado el campamento de Al-Zour con misiles balísticos y cohetes Katyusha", twitteó Al-Eryani.

Estados Unidos instó a los hutíes a detener sus ataques en Marib si se tomaban en serio sus esfuerzos por poner fin a la guerra y lograr la paz.

"Estados Unidos insta a los hutíes a detener su avance sobre Marib y a poner fin a todas las operaciones militares y a recurrir a las negociaciones", señala un comunicado emitido por el Departamento de Estado estadounidense.

"El asalto de los hutíes a Marib es la acción de un grupo que no está comprometido con la paz ni con el fin de la guerra que aflige al pueblo de Yemen", añade el comunicado, en el que se señala que la UNOCHA estima que alrededor de un millón de yemeníes han buscado refugio en Marib desde el comienzo de la guerra para escapar de la violencia hutí.

En el comunicado, Estados Unidos también dijo: "Este asalto sólo aumentará el número de desplazados internos y exacerbará la crisis humanitaria en Yemen, que ya alberga la peor catástrofe humanitaria del mundo."

La declaración concluyó: "Si los hutíes se toman en serio una solución política negociada, deben cesar todos los avances militares y abstenerse de otras acciones desestabilizadoras y potencialmente letales, incluidos los ataques transfronterizos a Arabia Saudí."

"Deben comprometerse a participar de forma constructiva en el proceso político liderado por la ONU y comprometerse seriamente con el esfuerzo diplomático dirigido por el enviado especial de Estados Unidos para Yemen, Tim Lenderking. El momento de poner fin a este conflicto es ahora. No hay solución militar".

LEER: El nuevo jefe del Consejo Presidencial establece 3 tareas para el poder ejecutivo

Categorías
NoticiasOriente MedioSmall SlidesYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines