Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí detiene a una becaria por enseñar el Corán en su casa

Un Sagrado Corán expuesto en el patio de la Mezquita Camlica de Estambul, Turquía, el 1 de junio de 2019 [İsa Terli/Anadolu Agency].

Las autoridades de Arabia Saudí han detenido a la conocida erudita Aisha Al-Muhajiri, al parecer porque ha seguido predicando y enseñando el Corán en su casa de la ciudad santa de La Meca. Se dice que esta mujer de 65 años ha sido detenida por "20 miembros del servicio de inteligencia saudí".

SegúnPrisioneros de Conciencia, que informa sobre la detención y represión de activistas y personalidades por parte del gobierno saudí, otras dos mujeres fueron detenidas junto a Al-Muhajiri. "Una de las dos mujeres tiene 80 años, mientras que la familia de la otra se negó a revelar cualquier información sobre ella", dijo el grupo.

Tras sus detenciones, se informó de que cualquier persona que pregunte por las detenciones o los cargos también se enfrenta a la detención, incluidos los propios hijos de Al-Muhajiri. "Confirmamos que los hijos de la predicadora Aisha Al-Muhajiri fueron amenazados con ser detenidos cuando preguntaron por ella después de su detención", afirmó Prisioneros de Conciencia. Al parecer, las autoridades dijeron: "Detendremos a cualquiera que pregunte por ella".

El grupo ha señalado que Al-Muhajiri está recluida en la prisión de Dhahban, cerca de la ciudad costera de Jeddah.

LEER: 16 millones de yemeníes pasarán hambre este año

En los últimos años se ha detenido a numerosos académicos, activistas y críticos del régimen saudí. Incluso clérigos muy apreciados y conocidos han sido detenidos simplemente por comentar asuntos de actualidad o la política del gobierno, entre ellos Aid Al-Qarni, Ali Al-Omari, Safar Al-Hawali, Omar Al-Muqbil y Salman al-Ouda. Muchos de ellos son conocidos como reformistas y, por tanto, son vistos como una amenaza por el príncipe heredero de facto, Mohammed Bin Salman.

Su represión de los eruditos musulmanes, que durante mucho tiempo han sido una voz importante en Arabia Saudí, representa un esfuerzo por frenar su influencia. Las iniciativas de política exterior de Bin Salman y sus duros esfuerzos por modernizar el Reino han sido objetivos específicos de los críticos.

Ni siquiera los académicos extranjeros se han librado de la represión. Aimidoula Waili, de la perseguida minoría musulmana uigur de China, fue detenido por las autoridades saudíes en noviembre a petición del gobierno chino. Waili, que ya había sido detenido en China hace años antes de huir a Turquía, corre el riesgo de ser deportado a China.

 

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines