Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí seguirá tratando a los hutíes como terroristas, afirma el representante saudí en la ONU

El embajador de Arabia Saudí ante las Naciones Unidas, Abdallah Al-Mouallimi, habla antes de una votación en las Naciones Unidas pidiendo una transición política en Siria el 15 de mayo de 2013 en Nueva York [John Moore/Getty Images].

Arabia Saudí seguirá tratando a los hutíes de Yemen como una organización terrorista a pesar de la decisión de Estados Unidos de levantar la designación del grupo, según el representante permanente del reino ante las Naciones Unidas, informó Reuters.

No ha habido ninguna otra respuesta oficial de Riad al anuncio hecho el viernes por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, de que Washington levantaría, a partir del 16 de febrero, la designación de grupo terrorista.

"A pesar de ello, seguiremos tratando a la milicia hutí como una organización terrorista y abordaremos sus amenazas con acciones militares", dijo Abdullah Al-Muallami, a la agencia de noticias saudí Asharq News, en declaraciones retuiteadas por la misión del reino en la ONU el sábado.

La oficina de medios del gobierno saudí CIC no respondió inmediatamente a una solicitud de Reuters para comentar la decisión.

Sin embargo, el domingo varios comentaristas de los medios de comunicación controlados por el Estado criticaron la decisión de Estados Unidos, diciendo que sólo envalentonaría a los hutíes alineados con Irán, que recientemente han intensificado los ataques contra Arabia Saudí.

"Existe una clara contradicción entre la afirmación de la nueva administración de apoyar la seguridad del reino y su enfoque blando con los hutíes", escribió Hamoud Abu Talib en el periódico Okaz el domingo.

El columnista Fahim al-Hamid, también en Okaz, dijo que la decisión era un "regalo" para los hutíes e Irán que "envía señales equivocadas".

LEER: AOHR del Reino Unido pide presión internacional para liberar a Salman Al-Ouda

Los hutíes, que luchan contra la coalición liderada por Arabia Saudí que intervino en Yemen en 2015, reivindicaron la semana pasada varios ataques con drones contra el sur de Arabia Saudí. La mayoría fueron interceptados, pero uno alcanzó un aeropuerto civil el miércoles.

La Casa Blanca condenó el ataque y Blinken mantuvo una llamada telefónica con su homólogo saudí para hablar de los esfuerzos conjuntos para reforzar las defensas saudíes y la diplomacia para poner fin al conflicto de Yemen, considerado en la región como una guerra por delegación entre Arabia Saudí e Irán.

La administración de Biden ha dicho que suspenderá el apoyo de Estados Unidos a la campaña militar respaldada por Arabia Saudí, pero que seguirá presionando a los hutíes, que controlan el norte de Yemen tras expulsar del poder al gobierno respaldado por Arabia Saudí en la capital, Saná.

Riad acusa a Irán de suministrar armas y entrenamiento a los hutíes, una acusación que niegan el grupo y Teherán.

Describiendo el levantamiento de la designación como un "terrible error", el columnista saudí Mohammed Al-Sheikh escribió en el periódico Al Jazirah, que Biden debería basarse en la campaña de "máxima presión" de su predecesor sobre Teherán, que vio cómo Washington reimponía sanciones a Irán después de abandonar un pacto nuclear internacional de 2015. Riad respaldó esa política.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente MedioSmall SlidesUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines