Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía: Los uigur organizan una protesta ante la embajada china

La gente se reúne para realizar una manifestación en apoyo de los uigures y contra las violaciones de los derechos humanos de China el 27 de diciembre de 2019 [Abdulhamid Hoşbaş/Anadolu Agency].

Los turcos uigures que no tienen noticias de sus familiares que viven en el Turkestán Oriental organizaron una protesta el viernes ante la embajada china en Turquía, informa la Agencia Anadolu.

Llevaban pancartas que decían: "¿Dónde está mi familia?" y "Liberad a mi familia".

El portavoz del grupo, Mirzehmet Ilyasoglu, pidió al mundo que alzara la voz contra esos crímenes contra la humanidad.

Añadió que otra protesta que iniciaron ante el Consulado General de China en Estambul ha entrado en su 46º día.

Hanefi Sinan, jefe de la rama de Ankara del Sindicato de Empleados Municipales y de la Administración Especial de Turquía, que estaba en la protesta, dijo que no podían permanecer en silencio ante la opresión, independientemente del lugar del mundo en el que se produzca.

En la región china de Xinjiang [Turquestán Oriental] viven unos 10 millones de uigures. El grupo musulmán turco, que constituye alrededor del 45% de la población de Xinjiang, lleva mucho tiempo acusando a las autoridades chinas de discriminación cultural, religiosa y económica.

LEER: Las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos ponen fin al asedio en Siria

China ha intensificado sus restricciones en la región en los últimos dos años, prohibiendo a los hombres dejarse crecer la barba y a las mujeres llevar velo e introduciendo lo que muchos expertos consideran el programa de vigilancia electrónica más amplio del mundo, según The Wall Street Journal.

Hasta un millón de personas, o alrededor del 7% de la población musulmana de Xinjiang, han sido encarceladas en una red creciente de campos de "reeducación política", según funcionarios estadounidenses y expertos de la ONU.

Un informe de Human Rights Watch de 2018 detalló una campaña del gobierno chino de "detención arbitraria masiva, tortura, adoctrinamiento político forzado y vigilancia masiva de los musulmanes de Xinjiang."

China, sin embargo, ha negado repetidamente las acusaciones de que está operando campos de detención en su región autónoma del noroeste, afirmando en cambio que están "reeducando" a los uigures.

Categorías
ChinaHRWNoticiasOriente MedioSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines