Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El empresario sirio Haswani niega sus vínculos con los productos químicos de la explosión de Beirut

Una vista aérea muestra los enormes daños causados a los silos de grano del puerto de Beirut y la zona que lo rodea el 5 de agosto de 2020 [AFP vía Getty Images].

El empresario sirio George Haswani negó el miércoles cualquier relación con la explosión del año pasado que mató a 200 personas en Beirut, diciendo a Reuters que no sabía nada de una empresa vinculada a la compra del fertilizante que explotó en el puerto, informa Reuters.

Haswani fue nombrado por Reuters y otros medios de comunicación este mes después de que saliera a la luz que una empresa de su propiedad, Hesco Engineering and Construction Company Ltd, mantenía su registro corporativo en la misma dirección de Londres que la firma británica Savaro Ltd. La empresa mozambiqueña que encargó el fertilizante, FEM, ha dicho que pidió el envío a través de Savaro.

En declaraciones a Reuters en su casa de Damasco, Haswani dijo que había contratado a la misma agencia chipriota, Interstatus, para registrar su empresa que también registró a Savaro, y que el agente había cambiado la ubicación de los registros a la misma dirección el mismo día.

Pero dijo que no sabía nada de Savaro, y sugirió que cualquier vínculo entre ésta y su propia empresa era una mera coincidencia derivada del uso del mismo agente. Reuters no ha podido determinar si Haswani tenía alguna relación con Savaro.

"No sé qué otras empresas están registradas por esta compañía chipriota, cinco o tres o 70 o más", dijo Haswani.

LEER: Empresarios sirios relacionados con los explosivos de la explosión de Beirut

"Es un torbellino mediático fabricado", dijo Haswani a Reuters sobre las informaciones que sugieren que podría estar implicado en la explosión. "No conocemos a Savaro y no habíamos oído hablar de ellos antes de esto".

Interstatus no respondió a una solicitud de declaraciones el miércoles.

La jefa de Interstatus, Marina Psyllou, figura en los documentos de registro de Savaro como propietaria y única directora de la empresa, pero ha negado ser la verdadera propietaria de la misma.

La semana pasada declaró a Reuters que el propietario efectivo de la empresa era otra persona, que no quiso identificar. Ha dicho que Savaro era una empresa inactiva que nunca había realizado actividades comerciales.

Haswani dijo que no había sido contactado por ningún investigador del Líbano ni de ningún otro país en relación con la explosión, y que pronto presentaría una demanda judicial en París contra las informaciones de los medios de comunicación que lo vinculaban con ella.

"Estoy viviendo mi vida con normalidad y riéndome porque soy alguien que sabe bien que no tiene nada que ver con este asunto en absoluto", dijo Haswani. "¿Por qué iba a preocuparme?"

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines