Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Qatar se impone a Egipto para liderar las negociaciones con Irán

Banderas de Catar y de Arabia Saudí, 15 de abril de 2016

La reconciliación en el Golfo entre Qatar y los países del Golfo que ejercen el bloqueo (Arabia Saudí, los Emiratos y Bahréin) fue un paso positivo para los Estados del Golfo. Les ayudará a salir del calvario que crearon, al aumentar su hostilidad hacia Irán y exagerar su dependencia de Estados Unidos y Occidente, para que les apoyen contra Irán.

La política qatarí hacia los Estados rivales de la región era más razonable. No quemó los puentes entre ella y sus hermanos del Golfo, ni entre ella e Irán, y mantuvo relaciones con Turquía y Egipto.

No fue duro en su desacuerdo con ninguno de los países de la región, incluso con los países que exageran al declarar su hostilidad hacia Qatar. Es el error de la exageración, que puede llamarse extremismo político y mediático, y la falta de precaución ante las condiciones y circunstancias cambiantes. Sin embargo, esta precaución es un principio del Islam, según los versos del Corán:

"El bien y el mal no pueden ser iguales. Responde al mal con lo que es mejor, y entonces aquel con el que estés enemistado será como un amigo íntimo. Pero esto no puede obtenerse sino por aquellos que son pacientes y que son verdaderamente afortunados". (Fussilat, 34-35)

La política exterior egipcia se ha encogido tras un muro de negatividad, y ha permanecido alejada de la evolución de los acontecimientos en la región, a pesar de poseer mecanismos que le permiten resolver todos los problemas de la región, obteniendo así liderazgo, estatus y beneficios materiales y morales.

LEER: El ministro de Asuntos Exteriores de Bahréin critica a Qatar a pesar del fin de las desavenencias en el Golfo

El ministro de Asuntos Exteriores de Qatar, el jeque Mohammed Bin Abdulrahman Al-Thani, anunció el miércoles, en una entrevista con Bloomberg TV, que su país está dispuesto a mediar en una reunión que reúna a los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) con Irán.

Al-Thani compartió que tenía "la esperanza de que esto ocurriera, y seguimos creyendo que debería ocurrir", señalando que era un deseo compartido por los países del CCG.

La semana pasada, Mutlaq Al-Qahtani, asesor especial del ministro de Asuntos Exteriores qatarí, anunció la disposición de su país a mediar entre Irán y Arabia Saudí, e indicó que su país no veía inconveniente alguno si Arabia Saudí solicitaba esta mediación.

Qatar pudo resolver su crisis diplomática con Arabia Saudí, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y también con Egipto, que duró más de tres años, como consecuencia de que estos países acusaron a Qatar de apoyar a grupos terroristas y de su acercamiento a Irán. Basándose en esto, estos países impusieron un bloqueo marítimo, terrestre y aéreo a Qatar.

La ambición de Qatar no se limita a la mediación entre Irán y los Estados del Golfo, sino que también se extiende a la mediación entre Irán y Egipto. Incluso llega a mediar entre Irán y Estados Unidos, ya que el ministro de Asuntos Exteriores qatarí también señaló que estaban dispuestos a facilitar el diálogo entre Irán y Estados Unidos si ambas partes se lo pedían. Están dispuestos a conseguirlo y a estar presentes durante el diálogo.

No es extraño que Irán anuncie que ha confirmado previamente su disposición a negociar con Washington si vuelve al acuerdo nuclear, siempre que las conversaciones se enmarquen en el acuerdo sobre las normas anteriores.

Sin embargo, lo que resulta extraño es que Qatar medie entre Irán y Egipto, a pesar de que Irán quiere negociar con Egipto para restablecer las relaciones normales entre ellos sin ninguna mediación. Sin embargo, la negativa viene de Egipto, con el pretexto de que el tiempo y las circunstancias no lo permiten actualmente.

LEER: Irán celebra el llamamiento de Qatar al diálogo regional, según su ministro de Asuntos Exteriores

El problema de la política exterior egipcia es que descuidó el enfoque proactivo adoptado por los principales países y los países que quieren ganar una posición regional. No está claro por qué su política exterior teme este concepto. ¿Cuál es la filosofía que hay detrás de su contracción? ¿Qué quiere conseguir con esta política? Esta política sugiere que es políticamente débil. Sin embargo, en realidad no lo es, pero la adopción de esta política lo retrata como tal.

Mientras el Estado intenta reconstruir Egipto, promoviendo el lema "Viva Egipto", algunas instituciones estatales no ven este lema de forma positiva, y no emplean mecanismos para aplicarlo sobre el terreno.

Desgraciadamente, estas instituciones tienen su peso en el Estado, como los asuntos exteriores, la educación, la enseñanza superior y la investigación científica.

Traducido de Thenewkhalij, 20 de enero de 2021

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónEgiptoEgiptoIránOriente MedioQatar

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines