Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Trump, el presidente vetado

Personas con máscara protectora ondeando las banderas americanas y sosteniendo un letrero de protesta que dice "Trump Go Home" y "Save democracy in USA" en la Piazza Castello el 09 de enero de 2021 en Turín, Italia [Stefano Guidi/Getty Images]

Es probable que Donald Trump pase a la historia no sólo como el primer presidente de EE.UU. en ser destituido dos veces, sino también como el primero (y hasta ahora el único) en ser prohibido en redes sociales. Si se inician procedimientos penales en relación con el ataque de sus partidarios al Capitolio la semana pasada, entonces podría añadir "condenado" a sus sobrenombres de presidente "destituido" y "prohibido".

Para ser honesto, no me sorprendió la decisión de Twitter de suspender la cuenta de Trump de forma permanente después de varios problemas con él en los últimos cuatro años. Es una prohibición sin precedentes contra el presidente del país más poderoso del mundo.

Muchos consideraron que la suspensión era mejor tarde que nunca, y fue recibida con gran satisfacción por lo que parece ser la mayoría de los usuarios de Twitter. Ya ha tenido un impacto en los Estados Unidos. Trump usó su cuenta de Twitter como el canal satelital que siempre deseó tener. Escribió más de 100 tweets en algunos días, cubriendo varios temas; Twitter era un refugio seguro donde podía revelar su verdadero ser y sus extrañas opiniones al mundo.

América nunca había sido testigo de tales eventos políticos y mediáticos hasta que Trump entró en la Casa Blanca en 2017. El hombre luchó con todos en todas las direcciones. Los egipcios decían que, "lucha contra las moscas que se posan en su cara".

Pompeo: Trump debería ganar el premio Nobel por la paz en Oriente Medio

Trump perdió muchos amigos y aliados sin importarle la pérdida. Incluso despidió a funcionarios y altos cargos de su administración y emitió cambios de política a través de Twitter. También atacó a las instituciones estadounidenses, criticando los informes de inteligencia de la CIA y el FBI en redes sociales.

¿Sigue Trump alguna vez el derecho internacional? - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se preocupó la semana pasada de preguntar a los oficiales del ejército si el presidente debería tener los códigos nucleares. Hasta ahora, sin embargo, Trump ha usado su cuenta de Twitter para enviar misiles escritos con sus ojivas llenas de acusaciones por aquí e infracciones por allá, sin ningún sentido de responsabilidad o rendición de cuentas. Sus compañeros, al parecer, se han quedado sin paciencia con el hombre.

El fundador y CEO de Twitter puso fin a los miles de tweets absurdos con los que Trump nos ha cargado en los últimos cuatro años. Las advertencias de la plataforma fueron ignoradas, y el presidente saliente continuó twiteando sus falsas afirmaciones sobre el fraude electoral. Twitter puso una alerta en todos sus tweets a este respecto, indicando que contenían falsas acusaciones. Era otra forma de decir, "Cuidado, el presidente está mintiendo".

Twitter está acostumbrado a enviar este tipo de alertas, más comúnmente cuando un tweet contiene una clara incitación a la violencia y al odio. Esa fue aparentemente la razón principal de la prohibición de Trump, dado el contenido del desastroso discurso que precedió al asalto del edificio del Capitolio.

A lo largo de su presidencia, Trump ha atacado a todos y cada uno de los medios de comunicación críticos, describiéndolos como proveedores de "noticias falsas". Ha humillado a los periodistas dentro de la Casa Blanca y ha llamado a algunos de ellos "insolentes", mientras que es racista hacia otros. Ahora está pagando el precio por esto, con los medios sociales - Facebook e Instagram han seguido el ejemplo de Twitter - prohibiéndolo. Aunque algunas de sus cuentas sólo están suspendidas hasta que Joe Biden asuma el cargo, creo que pronto habrá prohibiciones permanentes.

¿Se quemó Trump así mismo o fue el Estado profundo?

Este artículo apareció por primera vez en árabe en Arabi21el 9 de enero de 2021.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEEUUOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisSmall SlidesUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines