Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Líder cristiano del Líbano descarta unirse al gobierno de Hariri

El Primer Ministro designado del Líbano, Saad al-Hariri, pronuncia un discurso durante una conferencia de prensa después de haber presentado al Presidente Michel Aoun una alineación de 18 miembros del gabinete en el Palacio Presidencial de Baabda en Beirut (Líbano) el 9 de diciembre de 2020. [Presidencia libanesa - Agencia Anadolu]

El líder del mayor partido político cristiano del Líbano rechazó el domingo unirse a un nuevo gobierno liderado por el Primer Ministro designado Saad al-Hariri, un nuevo obstáculo para los esfuerzos de sacar al país de la parálisis política, informa Reuters.

Los políticos han estado en desacuerdo sobre la configuración de una nueva administración desde que la última renunció tras la explosión del puerto de Beirut el 4 de agosto, dejando al Líbano sin rumbo mientras se hunde más profundamente en la crisis económica.

El veterano político suní Hariri fue nombrado primer ministro por cuarta vez en octubre, prometiendo formar un gabinete de especialistas para promulgar las reformas necesarias para desbloquear la ayuda exterior.

Pero Gebran Bassil, líder del Movimiento Patriótico Libre, el mayor bloque cristiano, y yerno del presidente Michel Aoun, dijo en un discurso televisado que su movimiento no se uniría al gabinete mientras Hariri insistiera en elegir a todos los ministros.

"No confiamos a Hariri solo en la reforma del Líbano", dijo Bassil. "En resumen, no queremos participar en este gobierno".

El sistema de gobierno del Líbano requiere que los funcionarios sean elegidos de entre todo el espectro religioso, normalmente dando a los partidos sectarios un veto efectivo sobre la formación de un gabinete.

LEER: Indignación en el Líbano tras la inauguración de un monumento a Soleimani en Beirut

Bassil fue sometido a sanciones en noviembre por los Estados Unidos por acusaciones de corrupción, que él niega, y por sus vínculos con el grupo paramilitar chiíta Hezbollah, respaldado por Irán, el partido más poderoso del Líbano.

Dijo que Hariri no parecía ir en serio con la formación de un gobierno: "Cada vez que se reúne con el presidente se lleva una alineación diferente con él", dijo Bassil "¿Alguien que hace eso es serio y quiere formar un gobierno? ¿O es una pérdida de tiempo?"

El Líbano se enfrenta a una profunda crisis económica y financiera, la peor desde la guerra civil de 1975-1990, que ha hundido su moneda, extendido la pobreza y provocado el impago de la deuda pública.

 

Categorías
LíbanoNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines