Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los trucos sucios podrían hacer que los musulmanes perdieran la mezquita de Al Aqsa

Las fuerzas de seguridad israelíes toman medidas de seguridad frente a las puertas de la mezquita de Al-Aqsa tras la decisión de endurecer las medidas de cuarentena contra la pandemia de coronavirus (Covid-19) en la Ciudad Vieja de Jerusalén Oriental el 25 de septiembre de 2020. [Mostafa Alkharouf - Agencia Anadolu]

Si quieres desviar la atención de tu propio comportamiento criminal, nada funciona mejor, parece, que iniciar un incendio en el patio trasero de otra persona. Incluso mejor si puedes encontrar algunos idiotas útiles para prenderle mecha a la cerilla. Israel es experto en esto, y es con la ayuda de algunos gobernantes árabes idiotas que está creando una enorme prueba para los musulmanes del mundo con el telón de fondo de los lugares sagrados islámicos en la Jerusalén ocupada.

Una de las motivaciones de Israel es bloquear la expansión de la influencia turca en la región, porque el apoyo de Turquía a los derechos de los palestinos sigue siendo inquebrantable después de muchos años. La otra es una apropiación de tierras por la puerta trasera que podría hacer que todo el Noble Santuario de Al Aqsa cayera bajo control israelí.

En virtud de los recientes acuerdos de normalización firmados por los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Marruecos, se está pidiendo a sus gobernantes que exijan un papel en la supervisión de los lugares sagrados de la Jerusalén ocupada. Como "Guardián del Haramain" (las dos mezquitas sagradas de La Meca y Medina) también se está instando a Arabia Saudí a que se suba a bordo en Jerusalén. Esto pondría a todos los estados normalizados en competencia directa con Jordania y los palestinos, que ya se encargan de este importante trabajo.

La intención tácita de Israel, por supuesto, es poner a los estados de normalización en curso de colisión con Turquía, que tiene una creciente influencia entre los palestinos que viven en el ocupado Jerusalén. Los israelíes consideran esa solidaridad como una amenaza a su propia seguridad nacional. Es un hecho que cualquier muestra de apoyo a Palestina en estos días se topa con una reacción histérica de Israel.

Informe: La mayoría de los árabes rechazan la normalización con Israel

A menudo he dicho que si Palestina y Turquía fueran vecinos inmediatos, ya habría un Estado palestino independiente plenamente operativo y viable. Esto, por supuesto, es algo que Israel nunca ha querido ver.

Según el Dr. Adnan Abu Amer, colaborador de MEMO y analista de Oriente Medio, todo depende del Ministro de Asuntos de Jerusalén, el rabino Rafi Peretz, que ha revelado planes para atraer a dos millones de turistas musulmanes a Jerusalén, principalmente emiratíes. Un número tan grande de musulmanes entrando en la ciudad de importancia espiritual para todos los musulmanes, judíos y cristianos ayudaría a reforzar el falso estatus de Jerusalén como "la capital indiscutible de Israel". A su vez esto resultaría en que la Mezquita de Al-Aqsa quedaría bajo la completa soberanía del estado de ocupación.

Además, impediría que los palestinos locales desarrollaran un sector de turismo religioso nacional; sus esfuerzos en este sentido han sido socavados por Israel durante más de una década. El mayor temor es que los palestinos acaben perdiendo el control del tercer lugar más sagrado del Islam.

Un examen minucioso de la letra pequeña del acuerdo de normalización entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel revela que los musulmanes sólo tienen un derecho condicional de acceso a la mezquita de Al-Aqsa, pero se les niega el acceso al resto del santuario, conocido por los sionistas y los judíos como el Monte del Templo. Esto debe verse a la luz de la condena política y religiosa palestina que rechaza a los visitantes de los Emiratos Árabes Unidos, árabes o incluso musulmanes que rezan en la Mezquita Al-Aqsa como parte del "acuerdo de paz". Los Jerusalemitas palestinos fueron los primeros en rechazar el acuerdo de normalización de los EAU con Israel, ya que estipulaba el derecho de todas las religiones monoteístas y otras religiones a rezar en Al-Aqsa, quitándoselo a los musulmanes. Estamos hablando de una de las mezquitas más importantes del Islam en el mundo, recuerden, no se trata de un lugar de culto no especificado.

Además, el reconocimiento de la UNESCO de la Mezquita de Al-Aqsa como propiedad absoluta de los musulmanes, sin afiliación a los judíos, está completamente aplastado bajo esta normalización. En realidad, no es legítimo que Abu Dhabi conceda a los israelíes este derecho. Los Emiratos Árabes Unidos no tienen derechos sobre Al-Aqsa, y nunca los han tenido, por lo que no son y nunca han tenido la posibilidad de dar esos "derechos".

Si aún queda alguna duda, es significativo que el Presidente turco Recep Tayyib Erdogan haya reforzado continuamente la opinión de que Jerusalén pertenece a todos los musulmanes. Esto, por supuesto, ha molestado a Israel que describe los anuncios de Erdogan como exagerados e infundados cuando se trata de la Ciudad Santa.

En octubre, Erdogan recordó cómo "nos fuimos en lágrimas durante la Primera Guerra Mundial y donde aún se pueden encontrar vestigios de la resistencia otomana. El aspecto físico de la Ciudad Vieja, que es el corazón de Jerusalén, fue construido por Solimán el Grande, junto con las murallas, los bazares y muchos otros edificios. Nuestros antepasados mostraron un gran respeto hacia ella durante cientos de años."

Ahora Israel está tratando de eliminar a Turquía de todas las actividades en Jerusalén, alegando que los días del Imperio Otomano ya han pasado y que Turquía no tiene ninguna conexión con la ciudad. Sin embargo, hay numerosos proyectos caritativos y económicos turcos en Jerusalén, un hecho que está demostrando ser una fuente de irritación para Israel y los estados árabes que han firmado la normalización.

LEER: Hamas confía en que la reconciliación del Golfo beneficiará a los palestinos

Ven la influencia turca en la ciudad como una amenaza a su propio poder e influencia entre los habitantes de Jerusalén. Aprovechando este malestar, Israel está ahora removiendo la olla para decidir quién es el guardián de los sitios religiosos.

Creo que en 2021 se acelerará el sentimiento antiturco de Israel. No pasará mucho tiempo antes de que el estado sionista haga su habitual propaganda de "amenaza a la seguridad nacional" mientras busca el apoyo de los complacientes gobernantes árabes a los que ha atrapado en su red de normalización.

Así que prepárense para los trucos sucios del estado de ocupación en Jerusalén. Israel tiene el mechero así como a los idiotas para encender el fuego. No dudemos de que los ciudadanos emiratíes que se dirigen a Jerusalén bajo el manto de la normalización violarán la sacralidad de la mezquita de Al-Aqsa si creen que sus oraciones en ella legitiman el obsceno trato de su gobierno con Israel.

La paz sólo llegará cuando los palestinos reciban justicia, libertad y la devolución de sus tierras. Eso es por lo que todos los musulmanes deberían rezar, junto con la protección del Santuario Noble de Al-Aqsa y la Ciudad Santa en la que se encuentra.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónReportajes y Análisis

La periodista y autora británica Yvonne Ridley ofrece análisis políticos sobre asuntos relacionados con el Oriente Medio, Asia y la Guerra Mundial contra el Terrorismo. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones de todo el mundo, de Oriente a Occidente, desde títulos tan diversos como The Washington Post hasta el Tehran Times y el Tripoli Post, obteniendo reconocimientos y premios en los Estados Unidos y el Reino Unido. Diez años trabajando para grandes títulos en Fleet Street amplió su ámbito de actuación a los medios electrónicos y de radiodifusión produciendo una serie de películas documentales sobre temas palestinos e internacionales desde Guantánamo a Libia y la Primavera Árabe.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines