Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Celebraciones navideñas tranquilas en Irán por la pandemia

Una niña iraní, con una máscara protectora, lleva un juguete de peluche de Santa Claus fuera de una tienda que vende decoraciones navideñas en la capital Teherán el 22 de diciembre de 2020 [ATTA KENARE/AFP via Getty Images]

Teherán recibió la primera nevada de la temporada en la víspera de Navidad, esparciendo la alegría entre la pequeña población cristiana del país. Este año, la festividad en Irán se ha visto empañada por la pandemia COVID-19, obligando a los cristianos iraníes a celebrar la ocasión sin la pompa y el esplendor tradicionales, informa la Agencia Anadolu.

El viernes, Irán registró 6.041 nuevos casos de virus y 132 muertes, llevando el total a 1,18 millones de casos y 5.440 muertes.

Aunque los casos han disminuido significativamente en las últimas semanas, el gobierno se ha mostrado cauteloso de levantar las restricciones en esta época festiva.

La mayoría de los cristianos de Irán, que son alrededor de 500.000, son armenios que han vivido en el país durante siglos. Otros son asirios, católicos, protestantes y cristianos evangélicos.

En la capital, Teherán, los cristianos se concentran sobre todo en el barrio de Mayidiyeh, cerca de una de las intersecciones más concurridas de la ciudad, la plaza Vali Asr.

El barrio, que cobra vida con coloridas festividades alrededor de la Navidad, está muy tranquilo este año. Las celebraciones han pasado de las calles a los casas.

Curiosamente, los cristianos armenios, que se adhieren a la rama ortodoxa oriental del cristianismo, celebran la Navidad el 6 de enero, ya que creen que el nacimiento y el bautismo de Jesús ocurrió ese día.

Los cristianos armenios también ocupan partes de las provincias centrales de Isfahan y del norte de Tabriz. En el barrio de Jolfa de Isfahan, el punto fuerte de las celebraciones navideñas siempre han sido los pinos muy decorados en las calles y la deslumbrante misa de oración en la emblemática catedral de Vank.

"La Navidad siempre ha sido especial, ya que nos recuerda nuestras raíces y tradiciones", dijo Firouzeh, un comerciante cristiano de 27 años de Jolfa, a la Agencia Anadolu. "Pero este año la pandemia nos ha privado de festividades y diversión en esta ocasión."

Dijo que un gran número de cristianos armenios de diferentes partes del país acuden a Isfahan por Navidad para disfrutar de "festividades exquisitamente tradicionales" en la Catedral de Vank, la iglesia más famosa de Irán.

Aparte de los armenios, hay asirios que siguen a la Iglesia Asiria de Oriente y se encuentran principalmente en las provincias norteñas de Tabriz y Urmia.

En una tradición única, las celebraciones navideñas en Irán siguen a semanas de ayuno de los cristianos. El período de ayuno culmina con la preparación de un guiso de pollo en cada hogar cristiano llamado "harissa".

A pesar de las restricciones, muchas tiendas y centros comerciales de Teherán, Isfahán y otras ciudades importantes han experimentado una gran afluencia en las últimas semanas, ya que los compradores han buscado la tradicional compra de productos navideños, el árbol de Navidad y Papá Noel, al que los iraníes llaman cariñosamente "Baba Noel".

Categorías
IránNoticiasOriente MedioSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines