Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía denuncia la incautación de un buque en Libia por las fuerzas de Haftar

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu (izquierda 2), es recibido en el aeropuerto a su llegada a Trípoli, Libia, el 6 de agosto de 2020. [Fatih Aktaş - Agencia Anadolu]

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía condenó enérgicamente el martes la confiscación por las fuerzas del general Khalifa Haftar de un buque de carga turco, subrayando que atacar los intereses de Ankara en Libia tendrá graves repercusiones.

El Ministerio anunció en una declaración que el Ejército Nacional Libio (LNA) dirigido por Haftar había incautado el buque turco Mabrouka, que enarbolaba la bandera de Jamaica y era operado por una compañía y miembros de la tripulación turcos, frente a la costa de la ciudad de Marsa Susa. El Ministerio señaló que el buque fue confiscado y multado tras la detención de su tripulación.

En la declaración se añadía: "Condenamos enérgicamente el incidente y tomaremos las medidas necesarias para garantizar que el buque reanude su viaje previsto", al tiempo que se explicaba que las fuerzas de Haftar siguen llevando a cabo actividades "hostiles" en un momento en que el proceso político entre las partes libias en el conflicto avanza bajo los auspicios de las Naciones Unidas (ONU).

La declaración continuó: "Apuntar a los intereses turcos en Libia tendrá graves repercusiones. Recordamos una vez más que esas fuerzas serán consideradas objetivos legítimos".

La interceptación del buque turco

Esto se produce cuando la milicia de Haftar anunció anteriormente la incautación de un buque comercial de propiedad turca mientras transportaba medicamentos a la ciudad libia de Misrata, por supuestamente "no cumplir con las instrucciones", informó la Agencia Anadolu.

El portavoz del LNA Ahmed Al-Mesmari confirmó en una declaración publicada en las plataformas de los medios de comunicación social que se había incautado el buque Mabrouka.

Al-Mesmari también afirmó que el buque había sido confiscado después de haber entrado en una zona restringida y no haber respondido a las advertencias, añadiendo que fue trasladado al puerto de Ras Al-Hilal.

El portavoz declaró que la tripulación del buque, integrada por nueve turcos, siete indios y un ciudadano azerbaiyano, está siendo investigada por "violación de los reglamentos y leyes marítimas".

LEER: Erdogan "incómodo" con las visitas de un aliado libio a Francia y Egipto

Al-Mesmari también indicó en declaraciones al canal de televisión Al-Hadath que "un barco turco que transportaba medicamentos a Misrata entró en una zona restringida", y añadió que las fuerzas orientales dirigieron llamadas de advertencia al barco pero no recibieron ninguna respuesta.

Continuó: "Después de eso, nos acercamos al barco con botes y subimos a bordo, donde encontramos cargamentos de medicinas en camino a Misrata".

Al-Mesmari también confirmó: "El capitán del barco no siguió los procedimientos adecuados y entró en una zona restringida sin permiso", añadiendo que el barco no llevaba armas.

El barco lleva carga médica

La Agencia Anadolu citó fuentes fidedignas que indicaban que el buque turco estaba sujeto a procedimientos de rutina como cualquier otro buque de la región, señalando que no es habitual incautar un buque de esta manera.

Reuters citó a una fuente turca, que habló con la condición del anonimato, alegando que: "El buque transportaba medicamentos y otros productos médicos de Egipto a Libia y se espera que sea liberado pronto".

La fuente añadió: "Los pacientes que necesitan urgentemente medicamentos que el barco debe entregar están esperando en Libia. Está claro que el barco no lleva armas ni nada, lo que hace que su incautación sea ilegal".

Categorías
ÁfricaLibiaNoticiasOriente MedioSmall SlidesTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines