Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Niños sirios desplazados corren tras los camiones de basura en busca de comida

Niños sirios se ven obligados a buscar comida en los vertederos.

Los niños sirios desplazados han recurrido a la criba de basura para buscar alimentos en los territorios liberados del noroeste de Siria debido a la escasez de ayuda humanitaria.

En un vídeo publicado el martes por la Red Siria de Derechos Humanos, se puede ver a niños corriendo detrás de un camión de basura que transportaba residuos a un vertedero local en la provincia de Idlib, controlada por la oposición. Las imágenes del avión no tripulado muestran a los niños reuniéndose alrededor de los residuos domésticos y buscando comida.

El campamento de desplazados internos que se muestra en el vídeo es Halab Lebih, que está cerca del campamento de Al-Bashir al este de la aldea de Kafr Lusin, en Idlib septentrional.

La escasez de ayuda y de artículos de primera necesidad ha hecho que la situación humanitaria en el norte y el noroeste de Siria se deteriore aún más en los últimos meses.

Dado que Estados como Rusia y China apoyan al régimen de Assad aprobando el cierre de la mayoría de los cruces fronterizos humanitarios de Turquía a Siria este año, la ayuda a la población civil se ha visto gravemente limitada. Sólo uno de los cuatro cruces fronterizos permanece ahora abierto, lo que supone una nueva amenaza para el sustento de los desplazados internos que viven en campamentos y que, según las previsiones, sufrirán enormemente este invierno debido a la escasez de alimentos y combustible.

De los 3 millones de civiles desplazados que se calcula que hay en Idlib, empujados allí por la fallida ofensiva del régimen en 2019-20, se estima que 1,5 millones son niños. Se considera que son los que corren mayor riesgo y son particularmente vulnerables.

LEER: La Asamblea General de las Naciones Unidas vota a favor de Siria sobre la soberanía de los Altos del Golán

Categorías
NoticiasOriente MedioSiriaSmall SlidesVideos y Fotos Historias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines