Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán: Los ayudantes cercanos de Rouhani se enfrentan en batallas legales

El presidente iraní Hassan Rouhani habla durante una reunión con embajadores y funcionarios de organizaciones internacionales en Teherán, Irán, el 10 de febrero de 2020 [Presidencia iraní / Folleto - Agencia Anadolu]

Irán se ha visto sacudido por una serie de casos legales que implican a figuras políticas de alto perfil por cargos que van desde comprometer la seguridad nacional hasta insultar al fundador del país, informa la Agencia Anadolu.

El presidente iraní Hassan Rouhani y sus colaboradores se han distanciado continuamente de las políticas de mano dura del país, sobre todo en lo que respecta a sus perspectivas sobre el programa nuclear iraní y las relaciones diplomáticas.

Shahindokht Molaverdi, que ocupó el cargo de vicepresidenta para asuntos de la mujer y la familia en el primer gabinete del presidente Hassan Rouhani, fue condenada el sábado a dos años y medio de prisión.

El veredicto anunciado por un tribunal revolucionario islámico en la capital, Teherán, dijo que la política y la jurista habían sido condenadas a dos años de prisión por "proporcionar información y documentos clasificados en su calidad de funcionaria del gobierno" con el objetivo de "perturbar la seguridad del país".

También fue condenada a seis meses de prisión por "actividades de propaganda contra el sistema sagrado de la República Islámica".

Molaverdi, que también se desempeñó como asistente especial del presidente Rouhani en materia de derechos de ciudadanía en su segundo gabinete antes de que se le pidiera la renuncia, dijo que apelará el fallo.

LEER: El máximo órgano de Irán respalda el proyecto de ley que aumenta el enriquecimiento de uranio

Según fuentes oficiales, la acusada también había sido acusada en el pasado por "corrupción" y fue objeto de severas críticas por parte de los conservadores por un polémico acuerdo con una agencia de la ONU.

La condena de la ex vicepresidenta se produce en un momento en que el poder judicial del país se enfrenta a prominentes figuras políticas y burócratas del campo reformista.

El jefe de la judicatura iraní, Ebrahim Raeesi, que tomó el relevo de Sadeq Larijani el año pasado, ha declarado públicamente que perseguirá a todos los implicados en casos de corrupción o de seguridad nacional.

El domingo, otro político reformista de alto nivel fue convocado por un tribunal de Teherán por cargos de "insultar" al fundador de la república, el ayatolá Jomeini.

Isa Kalantari, el vicepresidente y jefe de la organización de protección medioambiental de Irán, causó un gran revuelo en Irán la semana pasada con sus comentarios sobre Jomeini y la revolución de 1979.

En un video sin fecha que circuló por Internet, se refirió al fundador de Irán como un "niño rebelde" utilizado por los EE.UU. y Gran Bretaña para derrocar el régimen de Pahlavi. Las observaciones provocaron reacciones agudas de muchos legisladores que exigieron que se adoptaran medidas legales contra la figura reformista, que también ha tenido períodos ministeriales bajo anteriores gobiernos reformistas.

Según los funcionarios, fue citado por el tribunal de empleados del gobierno el sábado, y acusado de "insultar al fundador de la revolución islámica". Pero fue liberado bajo fianza más tarde.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines