Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Egipto ejecuta 57 personas en una "escalofriante serie de ejecuciones" en dos meses

Una vista parcial de la prisión de Tora en la capital egipcia, El Cairo, el 11 de febrero de 2020 [KHALED DESOUKI/AFP vía Getty Images]

Egipto ejecutó al menos a 57 personas en octubre y noviembre, según Amnistía Internacional, casi el doble de las ejecuciones realizadas en todo el 2019.

Amnistía se refirió a ello como una "espantosa oleada de ejecuciones", y destacó el caso de 15 presos políticos que fueron ahorcados en octubre.

Cárceles de Sisi en Egipto - Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

De estos 15, 13 estaban en el bloque H1 de la Prisión del Escorpión, donde a finales de septiembre cuatro reclusos y tres policías murieron en un controvertido suceso que las autoridades oficiales afirmaron que fue una fuga chapucera.

We Record le dijo a MEMO en ese momento que algunos de los prisioneros golpearon a un empleado de la prisión de Tora con herramientas de metal antes de que lograra escapar.

Los detenidos cerraron la puerta de la celda de la prisión y fueron asesinados poco después. We Record pidió al fiscal que abriera una investigación sobre el incidente y publicara las imágenes de vigilancia de lo ocurrido.

LEER: La ONU confirma 233.000 fallecidos en la guerra de Yemen en los últimos 6 años

Se cree que los detenidos que fueron colgados fueron testigos de lo que pasó.

El organismo de vigilancia de los derechos dice que es probable que los 57 sean una subestimación, ya que es difícil encontrar estadísticas sólidas debido a la falta de transparencia y al hecho de que las autoridades no siempre informan a las familias o a los abogados de los presos antes de que se produzcan las ejecuciones.

Los medios de comunicación pro-estado dicen que 31 personas, entre ellas tres mujeres, también fueron ejecutadas en estos dos meses.

En noviembre, la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR) publicó un informe sobre el aumento de las ejecuciones en Egipto antes de que tres de sus funcionarios superiores fueran encarcelados como medida punitiva contra su labor en materia de Derechos Humanos.

En Egipto, los prisioneros suelen ser juzgados en juicios masivos y luego son torturados para obtener confesiones, que luego se utilizan como pruebas.

Amnistía dice que no está claro cuántos presos corren el riesgo de ser ejecutados. Un monje condenado por el asesinato de un obispo en 2018, el padre Isaías, es un preso que ha agotado todas las apelaciones después de ser torturado para obtener una "confesión" tras un juicio injusto.

 

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticiasSmall Slides

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines