Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

HRW pide a Arabia Saudita que revele la situación de los uigures detenidos

Turcos uigures que viven en Estambul se reúnen para protestar contra China por los miembros de su familia, que han sido detenidos en campamentos chinos el 27 de julio de 2020 [Erhan Elaldı/Anadolu Agency].

Human Rights Watch ha pedido a las autoridades saudíes que "aclaren inmediatamente" la situación de dos musulmanes chinos de la minoría uigur que, al parecer, fueron "detenidos" en el Reino el 20 de noviembre. El organismo de vigilancia de los Derechos Humanos también ha pedido a los sauditas que "revelen las bases" de su detención.

"Si son devueltos a China, se enfrentarán a un riesgo real de arresto arbitrario y tortura", dijo el director adjunto de HRW para Oriente Medio, Joe Stork. "Los intentos de Arabia Saudita de buscar publicidad positiva al ser anfitrión de la cumbre del G20 se verían seriamente socavados si detuviera y devolviera a sus compañeros musulmanes a una persecución desenfrenada en China".

Según Abduweli Ayup, un activista uigur en contacto con la comunidad en Arabia Saudí, las autoridades de allí han detenido a Hemdullah Abduweli, 52 años, un erudito religioso musulmán uigur, y a su amigo Nurmemet Rozi. Se dice que los hombres fueron arrestados en La Meca.

Ayup dijo que Rozi había logrado contactar a un miembro de la familia para decir que están detenidos en la prisión de Bureiman en Jeddah y que están "en peligro". Tanto Ayup como Rozi son residentes en Turquía.

LEER: Israel libera al palestino en huelga de hambre

HRW citó otra fuente que habló con Hemdullah Abduweli, quien dijo que ha estado escondido desde que dio un discurso a la comunidad uigur en Arabia Saudita. En el discurso aparentemente animó a los uigures y a los musulmanes a rezar por las condiciones en Xinjiang y a "luchar contra los invasores chinos... usando las armas".

A principios de noviembre, Hemdullah Abduweli habló con Middle East Eye y explicó que temía que las autoridades chinas hubieran enviado una solicitud a Arabia Saudita para detenerlo y deportarlo. Middle East Eye publicó fotos de su pasaporte chino, su tarjeta de residencia turca y su visado saudí.

Categorías
Arabia SauditaChinaNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines