Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Bélgica pide a Israel la indemnización a palestinos por la demolición de sus viviendas

Seguridad israelí protege la zona durante la demolición de una casa palestina en la Ribera Occidental el 7 de noviembre de 2019 [Nedal Eshtayah / Agencia Anadolu]

Bélgica condenó el viernes la destrucción por parte de Israel de viviendas financiadas por Bélgica en la ocupada Cisjordania, instó a Tel Aviv a abstenerse de destruir escuelas palestinas y exigió una indemnización para los palestinos afectados por las demoliciones.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Bélgica dijo en un comunicado que varias casas en la aldea de Al-Rakeez, en el distrito ocupado de Cisjordania de Hebrón, han sido demolidas por las autoridades israelíes en violación de las leyes humanitarias internacionales.

“Esta infraestructura esencial se construyó con fondos belgas, como parte de la ayuda humanitaria implementada por el Consorcio de Protección de Cisjordania. Nuestro país le pide a Israel una compensación o restitución por estas destrucciones”, dijo el ministerio en el comunicado.

Bélgica pidió a las autoridades de ocupación israelíes que "no ejecuten las órdenes de demolición de las escuelas de Ras Al-Tin, Jinba y Khirbet Al-Fakheit, y que protejan las 52 escuelas de Cisjordania que corren el riesgo de ser demolidas".

“Como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, Bélgica ha expresado en varias ocasiones su gran preocupación por el alarmante aumento en el número de demoliciones y tomas de estructuras y proyectos humanitarios en el Área C en Cisjordania”, agregó.

Leer: EU calls on Israel to stop demolition of Palestinian homes

"Reiteramos que la demolición de infraestructura y viviendas en la Cisjordania ocupada es contraria al derecho internacional humanitario, en particular al Cuarto Convenio de Ginebra, las obligaciones de Israel como potencia ocupante y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".

Bélgica dijo que también estaba consternada por la demolición el 3 de noviembre de más de 80 estructuras en el pueblo de Khirbet Hamsa Al-Foqa en el Valle del Jordán.

“Esto tiene un impacto enorme en la población local y en la asistencia brindada por los socios humanitarios. Bélgica pide a las autoridades israelíes que detengan la demolición de la ayuda humanitaria de conformidad con el derecho internacional humanitario ”.

“Por último, Bélgica está especialmente preocupada por la demolición de escuelas. Los niños palestinos, como todos los niños del mundo, tienen derecho a la educación. Un derecho garantizado por la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención sobre los Derechos del Niño”.

Categorías
BélgicaEuropa y RusiaIsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines