Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Partido Laborista de Gran Bretaña amonesta a un diputado por un comentario sobre los "crímenes de la ocupación"

El diputado Stephen Kinnock del Partido Laborista en Londres, Reino Unido, el 17 de enero de 2019 [Leon Neal/Getty Images]

El diputado del Partido Laborista Stephen Kinnock ha sido supuestamente "rebajado" después de decir que beneficiarse de los asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada por Israel "equivale a beneficiarse de las ganancias de un crimen".

Se dice que el líder del partido Keir Starmer estaba furioso por el apasionado discurso de Kinnock que pedía que se respetara el derecho internacional. Las quejas fueron hechas por varios grupos pro-Israel, incluyendo la Junta de Diputados de los Judíos Británicos, que plantearon sus preocupaciones a la ministra de Relaciones Exteriores en la sombra, Lisa Nandy, y exigieron una "aclaración".

Kinnock pronunció su discurso en la Cámara de los Comunes el 24 de septiembre, expresando su preocupación por el creciente número y tamaño de los asentamientos israelíes construidos en tierra palestina. Todos los asentamientos israelíes, oficiales y "puestos de avanzada", son ilegales según el derecho internacional.

"El Gobierno debe prohibir todos los productos procedentes de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados", insistió Kinnock, hijo del ex líder laborista Neil Kinnock. " Beneficiarse de esos productos equivale a beneficiarse de las ganancias del crimen, y debe detenerse. Cuando comerciamos con estos asentamientos, estamos esencialmente diciendo al mundo que el derecho internacional no importa, y tal comercio legitima y facilita la existencia y expansión de los asentamientos".

LEER: Netanyahu afirma que “estamos cambiando el mapa de Oriente Medio”

Continuó criticando el "acuerdo del siglo": "El Presidente [Donald] Trump y el primer ministro [Benjamín] Netanyahu han presentado su llamado "deal of the century". Esto no es un trato. No es un plan. Ni siquiera es un punto de partida para las conversaciones. Es una propuesta que es fundamentalmente defectuosa porque no tiene base en la ley. Es una apropiación de tierras y poder que significaría que Israel se apoderaría de alrededor del 40% de la Ribera Occidental, con pleno control militar y de seguridad sobre el pueblo palestino y sus recursos".

Starmer despidió anteriormente a la diputada socialista de izquierda Rebecca Long-Bailey por compartir una entrevista en los medios sociales con la actriz Maxine Peake en la que habló sobre el papel del ejército israelí en la formación de las fuerzas policiales estadounidenses. Los comentarios de Peake tras el asesinato de George Floyd fueron considerados "antisemitas" por la jerarquía laborista, a pesar de que Israel ha entrenado a cientos de policías estadounidenses en contención y otras tácticas.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines