Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un pueblo palestino instala cámaras para grabar a los colonos israelíes que los atacan

Los colonos israelíes atacan a los agricultores palestinos que recogen aceitunas en la aldea de Burin, al sur de la ciudad de Naplusa, en el norte de la Ribera Occidental, en octubre de 2019

Los palestinos están instalando cámaras de seguridad en la aldea de Kisan, al este de la ciudad ocupada de Belén en la Ribera Occidental, para poder filmar a los colonos israelíes extremistas cercanos que atacan regularmente la aldea.

Faraj dijo que en Kisan y las aldeas vecinas se han producido más de 450 incidentes en los que han participado colonos, incluidos ataques a personas y daños a hogares palestinos.

Kasan, una aldea aislada de otras aldeas palestinas vecinas, está habitada por 800 personas y está rodeada por los dos asentamientos israelíes ilegales de Maale Amos y Avi Menahem.

Su superficie es de aproximadamente 133.278 dunams (133 kilómetros cuadrados). Los colonos israelíes expropiaron 2.201 dunams (2,2 kilómetros cuadrados).

Según Reuters, uno de los fundadores del proyecto, Ali Faraj, dijo: “El objetivo es limitar los ataques de los colonos a nuestras aldeas, nuestros niños y nuestros jóvenes, que viven cerca de los asentamientos”.

LEER: El ex jefe de inteligencia saudí ataca las críticas de la AP sobre el acuerdo EAU-Israel

Las cámaras instaladas en diez lugares alrededor de la aldea advertirán a los residentes de una infracción y registrarán supuestos incidentes, que a menudo se indocumentan, a través de una aplicación móvil, explicó Ahmed Essa, otro de los fundadores del proyecto.

Al igual que cientos de otras ciudades y pueblos palestinos en Cisjordania, Kisan se encuentra en la “Zona C” en virtud de los Acuerdos de Oslo, lo que la pone bajo pleno control militar y administrativo israelí.

“La Autoridad Palestina no puede entrar aquí, es el deber de los residentes locales llenar ese vacío”, dijo Faraj.

El sistema de vigilancia está siendo financiado a través de una iniciativa llamada On The Ground, fundada por Bashar Masri, un palestino-estadounidense que dirige dos de los mayores holdings palestinos.

Masri, presidente de Massar International, dijo a Reuters: “Los proyectos son para animar a la gente a tomar el asunto en sus propias manos para detener la locura de la expansión de los asentamientos.”

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines