Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El gobierno de Sudán y los grupos rebeldes formalizan un acuerdo de paz

El presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdel Fattah al-Burhan (I), el presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir (C) y el presidente de Chad, Idriss Deby (D) sostienen una copia del acuerdo de paz de Sudán del Sur, firmado en Juba el 3 de octubre de 2020 [MAJAK KUANY/AFP vía Getty Images]

El gobierno de Sudán, que comparte el poder con varios grupos rebeldes, formalizó el sábado un acuerdo de paz destinado a resolver décadas de conflicto que dejaron millones de desplazados y cientos de miles de muertos, informó Reuters.

Tres grupos principales firmaron un acuerdo preliminar en agosto – dos facciones de la región occidental de Darfur y una de la región meridional – después de meses de conversaciones auspiciadas por el sur de Sudán.

Otro poderoso grupo rebelde, el Movimiento de Liberación Popular del Sudán-Norte, dirigido por Abdelaziz al-Hilu, que no había participado en las negociaciones de paz iniciales, acordó el mes pasado unirse a las nuevas conversaciones auspiciadas por el Sudán Meridional.

Bailarines de Darfur y de los estados del Nilo actuaron en el escenario antes de la firma en Juba.

El enviado especial de EE.UU. a Sudán y al sur de Sudán, Donald Booth, dijo:

Este logro histórico aborda décadas de conflictos y sufrimiento, también requerirá un compromiso firme e inquebrantable para aplicar el acuerdo plenamente y sin retrasos.

Los presidentes de Etiopía y el Chad y los primeros ministros de Egipto y Uganda figuraban entre los funcionarios y políticos regionales presentes en el acto.

LEER: Sudán detona 300.000 armas ilegales

Tut Gatluak, el principal mediador del sur de Sudán, dijo antes de la ceremonia del sábado que el objetivo era eventualmente firmar acuerdos con todos los grupos armados.

Sudán ha sido asolado por el conflicto durante décadas. Después de que el sur, rico en petróleo, se separara en 2011, una crisis económica alimentó las protestas que llevaron al derrocamiento del presidente Omar Hassan al-Bashir en 2019.

Los nuevos líderes civiles y militares de Sudán, que han compartido el poder desde entonces, dicen que terminar con los conflictos es una prioridad máxima.

El acuerdo establece las condiciones para integrar a los rebeldes en las fuerzas de seguridad, estar representados políticamente y tener derechos económicos y sobre las tierras. Un nuevo fondo pagará 750 millones de dólares al año durante 10 años a las empobrecidas regiones del sur y el oeste y también se garantiza la posibilidad de retorno de la población desplazada.

Los analistas han acogido con satisfacción el acuerdo, pero han cuestionado el papel prominente que se ha dado a los grupos armados y a los militares.

Categorías
ÁfricaNoticiasSudán
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines