Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Rescate: Se detectan signos de vida bajo los escombros un mes después de la explosión de Beirut

Trabajadores de rescate libaneses regresan a un edificio destruido con el objetivo de encontrar a un posible superviviente de la explosión de Beirut, el 4 de septiembre de 2020 en Beirut, Líbano. [Sam Tarling/Getty Images]

Los trabajadores de rescate en el Líbano detectaron el jueves signos de vida en los escombros de un edificio en una zona residencial de Beirut que se derrumbó después de una enorme explosión el 4 de agosto en un puerto cercano, dijeron los trabajadores de rescate, informa Reuters.

La agencia estatal de noticias NNA informó a primera hora de la tarde que un equipo con un perro de rescate había detectado movimiento bajo un edificio destruido en la zona de Gemmayze, uno de los más afectados por la explosión que mató a unas 190 personas e hirió a otras 6.000.

“Estos (signos de respiración y pulso) junto con el sensor de temperatura significan que hay posibilidad de vida”, dijo el rescatista Eddy Bitar a los periodistas en la escena.

Sin embargo, después de varias horas de cavar entre los escombros, la operación se detuvo porque se consideró que el edificio era demasiado inseguro. Se necesitaba maquinaria más pesada para ayudar a levantar los escombros de forma segura, dijo un trabajador de rescate, y no se pudo traer hasta la mañana.

“Hay mucho peligro para el equipo”, dijo Michel el-Mur a los periodistas. “Hay 10 de ellos allá arriba, y no podemos arriesgarnos con uno solo de ellos.”

LEER: El jefe de inteligencia francés se une a los esfuerzos para llevar a cabo reformas en el Líbano

El equipo de rescatistas incluía voluntarios que venían de Chile, así como voluntarios libaneses y miembros de la defensa civil.

La noticia del rescate hizo que se formara una multitud en el lugar del rescate, que se enfadó cuando los esfuerzos de rescate se detuvieron en una ciudad desesperada por la esperanza.

“¡Vergüenza! Vergüenza! Hay un alma ahí!” una mujer gritó a los miembros del ejército libanés que custodiaban el sitio.

Temprano en la noche, los rescatistas con chaquetas brillantes treparon al edificio, que se había derrumbado en la explosión. Una vez albergó un bar en su planta baja.

Un trabajador de rescate también llevó un perro de rescate al montículo de mampostería destrozada.

Categorías
LíbanoNoticiasOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines