Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Netanyahu y Gantz se están moviendo hacia un acuerdo para evitar otras elecciones

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el viceprimer ministro y ministro de defensa Benny Gantz asisten a la reunión semanal del gabinete en Jerusalén el 7 de junio de 2020. [MENAHEM KAHANA/AFP vía Getty Images]

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aparentemente ha aceptado una oferta del Partido Azul y Blanco, encabezado por su rival Benny Gantz, que impediría la disolución de la Knesset. “Por responsabilidad nacional”, explicó Netanyahu, “decidí aceptar la propuesta de compromiso de [Zvi] Hauser MK”.

La propuesta de Hauser retrasa el plazo del presupuesto 100 días hasta que se alcance una solución a largo plazo. Netanyahu subrayó que es “el momento de la unidad y no de las elecciones”, mientras acusaba a Blue and White de actuar como un “gobierno dentro del gobierno”. También reconoció el acuerdo de Gantz con la propuesta de Hauser y dijo que si trabajaban juntos, los planes y acuerdos serían implementados. Esto depende de Gantz, ya que Netanyahu ha dicho que no tiene intención de nombrar un nuevo fiscal del estado. Todo esto sucedió en un momento en que la Knesset se reunía ayer para aprobar el presupuesto general o disolver el actual parlamento.

Para evitar la caída del gobierno y la celebración de otra elección general – sería la cuarta en 18 meses – Hauser, que es el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset, presentó su propuesta el sábado para resolver la crisis presupuestaria que afecta a la actual coalición de gobierno. Fue un intento de evitar el segundo escenario, ya que la ley establece que en el caso de que el presupuesto general no sea aprobado en los 100 días siguientes a la formación del gobierno, la Knesset se disolverá automáticamente, y se celebrarán elecciones. Inicialmente, la propuesta de Hauser fue bien recibida por Netanyahu y su partido Likud; Gantz dijo que la estaba estudiando “positivamente”. La propuesta aún debe pasar su segunda y tercera lectura para ser puesta en práctica.

LEER: Israel ataca los puestos de Hezbollah en el Líbano después de los disparos a sus tropas

Nadie quiere otra elección, pero cada lado está acusando al otro de presionar por una. Netanyahu ha insistido en que dada la situación de seguridad y la pandemia de Covid-19, Israel necesita estabilidad, no elecciones. Gantz, por su parte, ha subrayado que el país necesita un presupuesto responsable y a largo plazo; otra elección costosa, dijo, sugeriría la irresponsabilidad nacional e ignoraría la voluntad del pueblo. Parece evidente que Netanyahu y Gantz están agotando el margen de maniobra en su afán por mostrar posiciones inflexibles y obligar al otro a elegir entre el compromiso y una fórmula consensuada que saque a todos del estancamiento, o una elección anticipada.

Netanyahu sabe que ir a otra elección ahora puede no ser beneficioso para él, pero aprobar un presupuesto de dos años le privará de la principal carta que podría justificar una elección dentro de doce meses. Vale la pena recordar, por supuesto, que también se enfrenta a un juicio en enero por cargos de corrupción y fraude. El Tribunal Supremo aún no ha decidido si puede continuar como primer ministro con plenos poderes durante su juicio. Esto seguramente influirá en los pensamientos y tácticas de Netanyahu, ya que busca inmunidad para sí mismo y la preservación de su posición, así como la protección de cualquier acción legal futura.

Gantz quiere robar a Netanyahu la tarjeta de presupuesto después de darse cuenta de que ser “Primer Ministro Suplente” no significa necesariamente que vaya a tomar el cargo. Por lo tanto, en su opinión, una elección ahora es mejor que en un momento que le conviene a su rival. En el caso de que se llegue a una solución legal que conduzca a la aplicación de la propuesta de Hauser, la disputa política podrá continuar sin la posibilidad de que el gobierno sea derribado. Los desafíos a los que se enfrenta Israel, incluida la pandemia y la situación regional, probablemente significan que tanto Netanyahu como Gantz bajarán para alcanzar el compromiso necesario.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestina
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines