Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El fondo soberano de Libia pedirá a la ONU libertad para invertir

Cambio de moneda se realiza en el distrito de Souk il-Jumaa, en el centro de la capital libia, Trípoli, el 20 de agosto de 2014. [MAHMUD TURKIA/AFP vía Getty Images]

El jefe del fondo soberano de Libia planea pedir a las Naciones Unidas que le permitan invertir miles de millones de dólares que están inactivos en sus cuentas, después de haber perdido unos 4.100 millones de dólares en ganancias potenciales de capital durante casi una década de sanciones, informa Reuters.

La Autoridad de Inversiones de Libia (LIA) fue puesta en la lista negra en marzo de 2011 porque entonces estaba controlada por la familia del gobernante derrocado Muammar Gaddafi. Sus activos estaban valorados en 67.000 millones de dólares en 2012, pero la LIA tiene previsto actualizarlos en octubre tras una revisión de su asesor financiero Deloitte.

Las sanciones han tenido un fuerte impacto en LIA, con restricciones a la inversión que significan que ha perdido alrededor de 4.100 millones de dólares en ganancias potenciales si hubiera invertido en línea con el promedio del mercado, el presidente Ali Mahmoud Hassan Mohamed dijo a Reuters.

El LIA también quería evitar los cargos por tasas de interés negativas, que le habían costado alrededor de 23 millones de dólares desde 2011, dijo.

“Tenemos miles de millones de efectivo en nuestras cuentas que no se han invertido”, dijo Mohamed en una entrevista esta semana. “Sería mucho mejor aprovechar la situación del mercado e invertir en este momento.”

Libia había pedido previamente al Consejo de Seguridad de la ONU que aprobara una exención de las sanciones para el LIA en 2016, pero esta petición fue rechazada porque la ONU quería ver un gobierno estable antes de hacerlo.

Aunque el LIA no está presionando para un desmantelamiento completo, tiene como objetivo solicitar al Comité de Sanciones de la ONU ajustes para permitirle invertir, a través de un custodio, parte de los 12.700 millones de dólares de efectivo congelado que tienen sus administradores de inversiones.

LEER: EE.UU. y Grecia discuten la “urgente necesidad” de calmar las tensiones en el Mediterráneo Oriental

Esto incluye algunos de los ingresos de 796 tenencias de bonos, con un valor de 4.800 millones de dólares, que han vencido desde 2011.

Todas las inversiones que el LIA intentó hacer en la actualidad se vieron obstaculizadas por un largo proceso que requirió que obtuviera la aprobación del comité de sanciones, así como dentro de Libia.

“Es un proceso largo y las decisiones de inversión son sensibles al tiempo”, dijo Mohamed.

La volatilidad del mercado durante la crisis del coronavirus ha golpeado al LIA, reduciendo el valor de sus acciones en un 5% y provocando una posible reestructuración de la deuda de algunos de sus cientos de filiales.

Libia se sumió en el caos tras el derrocamiento de Gaddafi, respaldado por la OTAN, y está dividida desde 2014, con un gobierno reconocido internacionalmente que controla la capital Trípoli y el noroeste del país, mientras que el líder militar Khalifa Haftar en Bengasi gobierna el este.

“Somos un fondo soberano e independiente y no tenemos nada que ver con los conflictos políticos del país en este momento”, dijo. “Este fondo es propiedad de todos los libios y trabajamos para todos los libios.”

El gobierno supervisa la LIA a través del consejo de administración, dijo. Su objetivo es mejorar su gobernanza en línea con otros fondos soberanos para finales de 2020, incluyendo el cumplimiento de los Principios de Santiago y el nombramiento de un auditor externo para revisar sus resultados financieros, añadió.

Categorías
ÁfricaLibiaNoticiasUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines