Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las agencias de la ONU concentran sus fuerzas ante la crisis en Beirut

El humo se eleva después de que el incendio de un almacén con explosivos en el puerto de Beirut provocara explosiones masivas, Líbano, el 4 de agosto de 2020. [Yasser Jawhary - Agencia Anadolu]

Las agencias de la ONU dijeron el viernes que están trabajando a pleno rendimiento para ayudar a la población asediada de Beirut con alimentos y suministros médicos para un país que importa el 85% de sus alimentos y que ha tenido sus hospitales muy afectados después de la explosión letal de esta semana, informa la Agencia Anadolu.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de la Asistencia Humanitaria (OCHA) está trabajando con las agencias humanitarias y las autoridades políticas para la crisis de Beirut, dijo el portavoz del Servicio de Información de la ONU, Rheal Leblanc, en una sesión informativa virtual para los periodistas de la ONU en Ginebra.

Un incendio en un almacén del Puerto de Beirut provocó una explosión masiva el martes, dejando al menos 154 muertos y alrededor de 5.000 heridos y causando enormes daños materiales en varios barrios de la capital.

“El PMA está preocupado de que la explosión y los daños en el puerto exacerben una situación de seguridad alimentaria ya de por sí sombría, que ha empeorado debido a la crisis financiera y a la pandemia de COVID-19.

El Líbano importa casi el 85% de sus alimentos”, dijo Elisabeth Byrs, la portavoz de la Oficina del Programa Mundial de Alimentos en Ginebra.

El PMA está proporcionando actualmente a 107.000 libaneses con tarjetas electrónicas de alimentos del PMA, y que un millón de personas en el Líbano están viviendo por debajo de la línea de pobreza, señaló Byrs.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, dijo que más del 50% de la población total de Líbano es vulnerable y está por debajo de la línea de pobreza, y que el número de víctimas podría aumentar.

LEER: Macron promete movilizar la ayuda para el Líbano después de la devastadora explosión y advierte sobre las reformas

Subrayó que la atención inmediata se centra en la atención de los traumas y la búsqueda y el rescate, ya que todavía hay personas bajo los escombros, algunas de ellas vivas, según los informes de los medios de comunicación.

“Los hospitales están todos abarrotados con pacientes heridos como resultado de la explosión, como todos acabamos de mencionar, tres hospitales en Beirut no funcionan”, dijo Lindmeier.

Beirut ha perdido 500 camas y los heridos han sido trasladados fuera de la capital libanesa, en la medida de lo posible – a Sada en el norte de Trípoli.

La explosión ocurrió en una zona muy pobre que ya cuenta con 100.000 personas vulnerables, dijo el portavoz de la OMS.

“El ya débil sistema de salud en el Líbano debido a la crisis de los refugiados, COVID-19, la crisis económica y política, y la falta de equipo de protección personal para los trabajadores de la salud es un problema enorme”, dijo Lindmeier.

La portavoz de UNICEF en Ginebra, Marixie Mercado, dijo que la Agencia de la ONU para la Infancia estima que hasta 100.000 niños podrían estar entre aquellos cuyos hogares fueron dañados o destruidos.

“La unidad pediátrica de Assameh Birth and Beyond Pediatric Unit en el hospital de Karantina, que tenía una unidad especializada en el tratamiento de recién nacidos que requieren cuidados críticos, fue destruida.

“Otros dieciséis centros de atención primaria de salud que sirven a unas 160.000 personas han sufrido algunos daños”, dijo.

Además, Mercado dijo que fueron destruidos 10 contenedores de equipo de protección personal, incluyendo cientos de miles de guantes, batas, mascarillas, que acaban de ser adquiridos por el Ministerio de Salud para la respuesta a COVID-19.

Olga Algayerova, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), dijo: “La CEPE está dispuesta a compartir sus conocimientos y experiencia desarrollados a lo largo de años de cooperación para mejorar la seguridad de la gestión de las instalaciones industriales y el almacenamiento, transporte y manipulación de sustancias peligrosas”.

Dijo que la explosión de Beirut era la última de una serie de accidentes relacionados con el nitrato de amonio, como las explosiones de las plantas de fertilizantes en Texas (2013) y las explosiones de Tianjin en China (2015), y una explosión mortal en Toulouse en 2001, entre otras.

Categorías
LíbanoNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioUNUN-OCHAUNICEF
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines