Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Alemania: EE.UU. no debe interponerse a que el jefe de la ONU nombre un nuevo enviado para Libia

Ex Enviado Especial de las Naciones Unidas para Libia Ghassan Salame en Roma, Italia, el 8 de agosto de 2017 [Agencia Riccardo de Luca/Anadolu]

Estados Unidos no debería impedir que el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, nombre un nuevo enviado de la ONU para Libia que reemplace a Ghassan Salame, quien renunció hace casi cinco meses, dijo el jueves el embajador de Alemania en la ONU, Christoph Heusgen.

Reuters informa que Salame, quien encabezó la misión política de la ONU y fue encargado de tratar de mediar en la paz, renunció por el estrés después de que su último esfuerzo por lograr la paz en el país productor de petróleo, devastado por la guerra, fracasara.

Los Estados Unidos ahora quieren dividir el papel para que una persona dirija la misión de la ONU -conocida como UNSMIL- y otra persona se centre en mediar la paz en Libia, dijeron los diplomáticos.

“Ha habido preguntas de nuestros socios estadounidenses con respecto a la estructura de la UNSMIL. Creemos que, sí, se puede discutir eso, pero … los EE.UU. no deben impedir que el Secretario General designe un sucesor de Ghassan Salame”, dijo Heusgen a los periodistas.

El Consejo de Seguridad de la ONU tradicionalmente da luz verde a tales nombramientos por consenso, pero algunos de los 15 miembros no están a favor de la propuesta de EE.UU. de dividir el papel, dijeron los diplomáticos.

LEER: Libia: El Ministerio de Relaciones Exteriores de Túnez renueva su apoyo al gobierno de Sarraj

Guterres ha sugerido que la ex ministra de Relaciones Exteriores de Ghana y actual enviada de la ONU a la Unión Africana, Hanna Tetteh, reemplace a Salame y Washington ha dicho que puede apoyar su nombramiento después de que Guterres designe un mediador especial, dijeron los diplomáticos.

Los Estados Unidos habían propuesto a la ex primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt como enviada especial, pero los diplomáticos dijeron que ella se había retirado y Washington está ahora buscando un nuevo candidato.

Libia se sumió en el caos después del derrocamiento del líder Muammar Gaddafi, apoyado por la OTAN, en 2011. Desde 2014, ha estado dividida, con un gobierno reconocido internacionalmente que controla la capital, Trípoli, y el noroeste, mientras que el líder militar Khalifa Haftar en Bengasi gobierna el este.

Haftar es apoyado por los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Rusia, mientras que el gobierno es apoyado por Turquía. Guterres ha advertido que hubo “niveles sin precedentes” de interferencia extranjera y mercenarios en el país productor de petróleo.

Categorías
ÁfricaAlemaniaNoticiasUNUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba