Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ministro francés de Asuntos Exteriores visita el Líbano para instar a la reforma

El presidente del Líbano, Michel Aoun (D), recibe al ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian (I), en Beirut, Líbano, el 6 de marzo de 2017 [Reportaje / Presidencia libanesa - Agencia Anadolu]

Se espera que el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, inste al Líbano a promulgar reformas muy necesarias para ayudar a sacar al país de una aguda crisis financiera durante una visita a Beirut que comenzó el jueves con una reunión con el presidente Michel Aoun, informa Reuters.

La crisis financiera, enraizada hace décadas en la corrupción y el despilfarro del Estado, marca la mayor amenaza para la estabilidad del Líbano desde la guerra civil de 1975-90. El colapso de la moneda ha llevado a un aumento de la inflación y la pobreza mientras los ahorradores han perdido el libre acceso a sus cuentas en un sistema bancario paralizado.

Francia ha encabezado los esfuerzos internacionales para lograr que el Líbano se reforme, y fue anfitriona de una reunión de donantes en 2018 en la que se prometieron más de 11.000 millones de dólares para inversiones en infraestructura, en función de las reformas que se prometieron pero no se cumplieron.

“(Le Drian) quiere enviar un fuerte mensaje a las autoridades y políticos libaneses sobre la necesidad de reformar urgentemente y recalcar nuestra negativa … de proporcionar apoyo económico y financiero hasta que se inicien actos concretos y reformas rápidas”, dijo un diplomático europeo.

LEER: Francia acepta cooperar con Egipto para resolver la crisis Libia

El Líbano inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en mayo, pero éstas han quedado en suspenso debido a la ausencia de reformas y a las diferencias que surgieron entre el gobierno, el sector bancario y los políticos sobre la magnitud de las grandes pérdidas financieras del sistema.

La presidencia libanesa dijo que Aoun se reunió con Le Drian, quien dará una conferencia de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores más tarde el jueves.

Una de las muchas áreas en las que los donantes quieren ver progresos es en arreglar la derrochadora red de electricidad estatal, que gasta hasta 2.000 millones de dólares al año en fondos públicos, mientras que no satisface las necesidades energéticas del país.

El Líbano, con una de las cargas de deuda pública más altas del mundo, dejó de pagar su deuda soberana en moneda extranjera en marzo, alegando que sus reservas de divisas eran críticamente bajas. La libra libanesa ha perdido alrededor del 80% de su valor desde octubre.

Categorías
FMIFranciaLíbanoNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba