Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Francia se retira de la misión naval de la OTAN como protesta contra Turquía

Vista de la fragata F241 TCG Turgutreis antes del ejercicio marítimo "Breeze 2019" de la OTAN, en Varna, Bulgaria, el 15 de julio de 2019 [İhvan Radoykov/Anadolu Agency]

Francia ha suspendido su participación en una misión naval de la OTAN en el Mediterráneo como protesta contra Turquía. Las recientes tensiones han profundizado las tensas relaciones entre los dos países.

Anunciando el movimiento ayer, Francia dijo que había escrito a la OTAN para explicar que se retira temporalmente de la misión llamada Operación Guardián del Mar. La operación monta patrullas marítimas en el Mediterráneo y en particular a lo largo de la costa de Libia. Se espera que la retirada se mantenga hasta que la alianza y la UE respondan a las peticiones francesas de condenar y aislar a Turquía.

LEER: Turquía: Francia ignora las violaciones de los Emiratos Árabes Unidos y Egipto en Libia

Las tensas relaciones entre los dos miembros de la OTAN se producen después de que Francia criticara la política exterior de Turquía en Libia y Siria durante el año pasado. Especialmente después de que París acusara a la marina turca de acosar a un buque de guerra francés en el Mediterráneo Oriental el mes pasado mientras intentaba inspeccionar un buque de carga sospechoso de llevar armas a Libia. Turquía ha negado la acusación.

Si bien Turquía apoya política y militarmente al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) en Trípoli, respaldado por las Naciones Unidas, Francia ha estado apoyando indirectamente a su rival, el Ejército Nacional Libio (LNA), bajo el mando del renegado mariscal de campo Khalifa Haftar. Sus fuerzas fueron derrotadas y rechazadas recientemente en su campaña para tomar Trípoli, y Turquía desempeñó un papel militar en la asistencia al GNA. Mientras tanto, se dice que el plan conjunto greco-egipcio-israelí para explotar los recursos energéticos en el Mediterráneo oriental fue “frustrado” por Turquía. Desde entonces, Francia ha sido particularmente fuerte en sus críticas al papel de Turquía en la región.

LEER: Turquía cooperará con una empresa libia en la exploración de petróleo y gas

A mediados de junio, París expresó su deseo de conversaciones dentro de la OTAN sobre lo que llamó la postura “agresiva” de Turquía en Libia, y hace una semana el Ministro de Asuntos Exteriores francés Jean-Yves Le Drian pidió a la Unión Europea que discutiera su relación con Turquía basada en sus acciones en Libia. Esta semana el presidente francés Emmanuel Macron dijo que Turquía está jugando un papel “criminal” en Libia. Turquía respondió a las críticas de Francia, diciendo que Macron sufre un “eclipse de la mente”.

Le Drian informó ayer en una audiencia parlamentaria francesa que su petición de mantener conversaciones con la UE ha sido aceptada y que se reunirá con sus homólogos de la UE el 13 de julio para discutir posibles nuevas sanciones contra Turquía. Esto sigue a una serie de sanciones que la UE impuso el año pasado a Turquía por su perforación para la obtención de recursos energéticos en el Mediterráneo Oriental.

Categorías
ÁfricaEuropa y RusiaFranciaLibiaNoticiasOriente MedioTurquía
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines