Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El parlamento de Libia Oriental rechaza el golpe de Haftar

La gente se reúne en la Plaza de los Mártires para celebrar el 9º aniversario de la Revolución Libia del 17 de febrero en Trípoli, Libia, el 17 de febrero de 2020 [Hazem Turkia / Agencia Anadolu]

Los miembros del parlamento de Libia Oriental rechazaron el lunes un intento de golpe de estado del señor de la guerra Khalifa Haftar.

Esto se produjo en una declaración emitida por 11 prominentes miembros del parlamento con sede en Tobruk en la que subrayaron el apoyo a una iniciativa de paz propuesta por su presidente Aguila Saleh.

El parlamento “apoya plenamente la iniciativa de Saleh como solución política definitiva a la crisis de Libia”.

En particular, el Parlamento celebra actualmente sus sesiones con sólo una quinta parte de sus 200 legisladores.

Los legisladores pidieron a todas las partes que aceptaran la iniciativa, afirmando que comprende “un mecanismo de selección y adopción de decisiones, una distribución equitativa de la riqueza entre las regiones y el nombramiento de un nuevo comité de expertos para elaborar una constitución consensuada”.

LEER: Los líderes turcos e iraníes analizan la lucha contra COVID-19

Tras el derrocamiento del difunto gobernante Muammar Gaddafi en 2011, el gobierno de Libia se fundó en 2015 en virtud de un acuerdo político liderado por la ONU.

Desde abril de 2019, el gobierno ha sido atacado por las fuerzas de Haftar, con base en el este de Libia, y más de 1.000 personas han muerto en la violencia.

Con las continuas derrotas de Haftar en el campo de batalla contra las fuerzas del gobierno libio, Saleh anunció a finales de abril una propuesta para alcanzar una solución política a la crisis.

Inmediatamente después de la propuesta, Hafter se declaró el único gobernante de Libia, dejando caer el acuerdo Skhirat, negociado por la ONU y firmado en 2015 entre las partes beligerantes de Libia, la medida que fue condenada por los actores internacionales y los aliados regionales.

Sin embargo, Haftar no pudo derrocar a la Cámara de Representantes con sede en Tobruk y a su presidente Saleh -que era considerado como un subordinado de Haftar- ya que goza de un importante apoyo tribal en el este de Libia.

Categorías
ÁfricaLibiaNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba