Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ministro del Interior yemení: “El silencio de Arabia Saudí sobre los acontecimientos en Socotra y Adén es una prueba de complicidad”

Isla de Socotra (Wikipedia)

El Viceprimer Ministro y Ministro del Interior, Ahmed Al-Misri, anunció que las declaraciones emitidas por la presidencia yemení y el gobierno en relación con la autoadministración autónoma del Consejo de Transición del Sur (STC) no son suficientes, considerando que el silencio de Riad sobre los acontecimientos actuales en Socotra y Adén es una prueba de complicidad.

Al-Misri dijo a Al-Jazeera que el garante del acuerdo de Riad es Arabia Saudita, lo que hace que las autoridades saudíes se encarguen de identificar a la parte que está obstaculizando la vía de la paz.

Señaló que antes del mes de Ramadán, Arabia Saudita pidió al Presidente Abdrabbuh Mansur Hadi que aplazara la entrada del ejército en Adén desde Shuqrah en la gobernación de Abyan, y añadió que el Presidente Hadi cometió un error cuando aceptó retrasar la entrada del ejército en Adén en respuesta a la petición de Arabia Saudita.

Al-Misri también indicó que el proyecto de autogestión se ha diseñado, anunciado y gestionado desde Abu Dhabi.

El funcionario yemení indicó que los emiratíes perturbaron el tejido social en Socotra y crearon un conflicto en la comunidad, confirmando que la coalición árabe reclutó a un grupo de oficiales en Socotra utilizando fondos de los emiratíes para hacerse cargo de la división militar de la isla.

LEER: El líder del STC de Yemen afirma avanzar en la declaración de autogobierno

También señaló que el sur caía en un círculo de ambiciones, sobre todo las de la coalición árabe, en el sentido de poder asegurarse una posición en el suelo.

Fuentes locales dijeron a Al-Jazeera que las fuerzas gubernamentales de la provincia yemenita de Socotra lograron expulsar a los pistoleros afiliados al STC, respaldado por los Emiratos Árabes Unidos, de la sede de la autoridad local después de asaltarla e izar la bandera de la antigua República Democrática Popular del Yemen en la puerta principal del edificio.

Las fuentes transmitieron que los manifestantes pro-STC denunciaron la muerte de un soldado que supuestamente murió en enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales durante una operación para impedir que los combatientes del STC irrumpieran en la ciudad de Hadiboh. Los manifestantes señalaron también que las fuerzas gubernamentales intentaron en cambio atacar el edificio de la autoridad local e izar la bandera de la República Democrática Popular del Yemen.

Estos hechos tuvieron lugar en Socotra, una de las gobernaciones del sur, después de que el STC anunciara el 25 de abril lo que denominó “autogestión del sur”, a partir de Adén.

El Gobierno yemení consideró este anuncio como un segundo golpe contra la legitimidad tras el golpe de agosto, y pidió a la comunidad internacional y a la Liga Árabe que intervinieran para ponerle fin.

Ayer la televisión pro-houthi Al-Masirah TV citó al ministro de salud diciendo que las autoridades descubrieron el primer caso de infección con COVID-19 en Sanaa, después de que un ciudadano somalí fuera encontrado muerto en un hotel tras dar positivo en las pruebas del virus.

LEER: Las incursiones saudíes destruyen el Patrimonio de la Humanidad del Yemen

Al-Masirah TV informó de que las autoridades yemeníes habían examinado el cuerpo y habían encontrado que el ciudadano somalí había muerto a causa del virus, añadiendo que todas las personas que habían interactuado con el fallecido estaban en cuarentena.

El Yemen registró dos nuevos casos confirmados de infección por el coronavirus en Hadhramaut, con lo que el número total de personas a las que se diagnosticó la enfermedad en el país devastado por la guerra ascendió a 12, incluidas dos muertes.

El Yemen registró su primer caso de infección con COVID-19 en Hadhramaut el 10 de abril. Los dos nuevos casos están siendo tratados en una instalación de aislamiento en la ciudad de Mukalla, la capital costera de Hadhramaut.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación por el fuerte impacto de COVID-19 en el Yemen debido a los niveles extremadamente bajos de inmunidad contra las enfermedades de la población, en comparación con otros países.

Alrededor del 80% de la población yemení (unos 24 millones de personas) depende de la ayuda humanitaria, mientras que diez millones corren el riesgo de morir de hambre. Las enfermedades también están muy difundidas en el país.

Categorías
Arabia SauditaEmiratos Árabes UnidosNoticiasOriente MedioYemen
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines