Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí: Pionero de los derechos humanos muere en prisión

Abdullah Al-Hamid, pionero del movimiento de reforma política de Arabia Saudita

Una destacada figura de los derechos humanos saudíes ha muerto tras sufrir un derrame cerebral a principios de este mes, informó Human Rights Watch.

Los activistas saudíes de derechos humanos dicen que el encarcelado Abdullah al-Hamid, de 69 años, no recibió la atención médica adecuada antes de su muerte y su estado se había deteriorado en el transcurso de varios meses.

Al-Hamid, de 69 años, pasó los últimos siete años de su vida en prisión tras su condena en marzo de 2013 por cargos relacionados con su activismo político y de derechos humanos pacíficos.

Al-Hamid era profesor, reformista político y cofundador de la Asociación Saudita de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA). Abogó por los derechos humanos durante más de 25 años, y las autoridades sauditas lo han detenido más de seis veces desde 1993.

Michael Page, director adjunto para Oriente Medio de Human Rights Watch, dijo: “Hemos perdido a una de las principales figuras del movimiento de derechos humanos de Arabia Saudita, pero su mensaje y los muchos activistas que inspiró seguirán vivos y continuarán impulsando la reforma”.

LEER: Norte de Siria: Grupo de socorro turco distribuye alimentos

“Es inconcebible que Abdullah al-Hamid se viera obligado a pasar sus últimos años en prisión sólo por criticar los abusos de los derechos humanos en Arabia Saudita”.

En 2009, al-Hamid y otros académicos y activistas de los derechos humanos cofundaron ACPRA en respuesta al empeoramiento de la situación de los derechos humanos en Arabia Saudita. El grupo pidió al gobierno de Arabia Saudita que aplicara los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos y recomendó una monarquía constitucional con un parlamento elegido.

La ACPRA también ayudó a muchas familias a demandar al Ministerio del Interior por infracciones de la legislación saudita en casos de detención arbitraria.

En abril de 2012, él y otros activistas pidieron la dimisión del entonces Ministro del Interior, el Príncipe Nayef, debido al número de detenidos que presuntamente habían sufrido malos tratos durante su mandato.

Las autoridades iniciaron un proceso penal contra él y su colega Mohammed Al-Qahtani por cargos que incluían “sembrar la discordia y alterar el orden público”, así como criticar a los líderes religiosos y el sistema judicial del país.

El 9 de marzo de 2013, el Tribunal Penal de Riad condenó a al-Hamid a cinco años de prisión y añadió otros seis años a una sentencia anterior que el difunto Rey Abdullah había conmutado en un indulto real condicional en 2006.

Según ALQST, el estado de salud de al-Hamid se había deteriorado en los últimos meses, y las autoridades retrasaron una operación de corazón que un médico le dijo a al-Hamid que necesitaba a principios de 2020. ALQST dijo que las autoridades tomaron medidas para evitar que al-Hamid discutiera su estado de salud con su familia. Sufrió un derrame cerebral el 9 de abril y permaneció hospitalizado en coma hasta su muerte el 24 de abril.

Jamal Khashoggi hablando en la conferencia del Foro de AlSharq [Foro de AlSharq]

Los activistas circularon el viernes un video en los medios sociales del difunto periodista saudí Jamal Khashoggi, hablando del activista de derechos humanos Abdullah Al-Hamid, que murió en las cárceles saudíes.

En el videoclip tomado de una entrevista televisiva anterior, Khashoggi habló sobre el surgimiento de un movimiento que reclama una monarquía constitucional en Arabia Saudita, incluso antes del comienzo de la ola de la Primavera Árabe a principios de 2011.

Khashoggi, que fue asesinado por las autoridades saudíes en el consulado de su país en Estambul en 2018, describió a Abdullah Al-Hamid como un “creador constitucional” y pidió a todos los ciudadanos saudíes que visitaran la página de Al-Hamid para ser testigos de su creatividad.

Los relatos saudíes confirmaron el viernes por la mañana la muerte del conocido académico detenido, Abdullah Al-Hamid, días después del deterioro de su estado de salud.

Khashoggi dijo en la entrevista televisiva que “Al-Hamid es del puro suelo saudí de Salafi. Es una persona culta y educada, con un firme, pero no estricto, origen islámico”.

Al-Hamid es el fundador de la Asociación Saudita de Derechos Civiles y Políticos y uno de los más destacados defensores de la reforma en el reino. Las autoridades lo arrestaron en marzo de 2013 y lo condenaron a 11 años de prisión, sin explicar el motivo de la sentencia, según la organización saudí de derechos humanos ALQST.

LEER: La ONU advierte fuertemente contra los planes israelíes de anexionar la Ribera Occidental

Categorías
Arabia SauditaHRWNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines