Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Foro EuroPal pone de relieve el racismo israelí y la negligencia médica a los prisioneros palestinos

Activistas palestinos sentados en una prisión simulada, durante una protesta en solidaridad con los prisioneros palestinos en las cárceles israelíes el 9 de abril de 2019 [Mahmoud Nasser/ApaImages]

El 17 de abril de 2020, Día de los Prisioneros Palestinos, EuroPal Forum organizó un seminario web a través de la plataforma de comunicaciones ZOOM titulado “5000 Prisioneros”: Racismo israelí y negligencia médica en medio del brote de COVID-19′.

El seminario web, que contó con la participación de Motasem Dalloul, Akram Satari y Charlotte Kates, tenía por objeto subsanar la falta de cobertura sobre la cuestión de los prisioneros palestinos facilitando un foro para comprender mejor la situación actual de los palestinos en las cárceles israelíes en medio del brote de COVID-19.

En este sentido, el responsable de relaciones públicas del Foro EuroPal, Robert Andrews, inauguró el seminario web, señalando que el seminario web consiste en una sola acción de la amplia campaña del Foro EuroPal para poner de relieve la dinámica del tema de los prisioneros. Andrews señaló que EuroPal Forum ha llevado a cabo varias iniciativas con este fin, incluida una campaña de envío de cartas en la que la ONG ha escrito a varios funcionarios públicos, ministros de relaciones exteriores y parlamentarios con el objetivo expreso de concienciar sobre la difícil situación de los prisioneros palestinos.

El primer orador del seminario web fue el periodista y comentarista político residente en Gaza Motasem Dalloul, que centró su segmento en el examen tanto de la historia de la denegación de atención de la salud a los presos palestinos como de la gravedad de la amenaza a los presos palestinos a la luz del brote de COVID-19.

Dalloul comenzó su segmento señalando que el abuso de los prisioneros palestinos no es un fenómeno nuevo y no se limita a factores de naturaleza específica. Más bien, señaló que los prisioneros palestinos han sido objeto de un abuso continuo, generalizado y sistemático que se remonta al comienzo de la ocupación ilegal de Israel a partir de 1967. Este abuso puede verse claramente, según Motasem, tanto por los medios y métodos mediante los cuales los palestinos son detenidos y puestos bajo custodia israelí, como por la completa negación de la atención de la salud una vez dentro del sistema penitenciario.

LEER: Los Emiratos Árabes Unidos anuncian una multa de 5.500 dólares por difundir información no autorizada sobre el coronavirus

Desde principios de marzo, según Motasem, en el marco de la campaña de detenciones sistemáticas de Israel se ha detenido a 357 palestinos (incluidos 48 niños y 4 mujeres), mientras que desde principios de 2020 Israel ha arrestado a cerca de 1.300 palestinos (incluidos 210 niños y 31 mujeres). Entre los detenidos había personas que participaban en iniciativas -como la entrega de paquetes de alimentos, la esterilización y la limpieza a fondo destinadas a frenar la propagación del coronavirus en sus comunidades.

Después de la presentación de Dalloul, otro periodista radicado en Gaza y ex niño prisionero, Akram Satari, presentó un relato de primera mano sobre el sistema dentro de las cárceles israelíes, incluyendo por qué es imperativo que la comunidad internacional actúe ahora para salvaguardar a los prisioneros palestinos en medio de la creciente amenaza de COVID-19.

Satari comenzó su presentación relatando su propia experiencia personal como joven de 16 años sometido a abusos crónicos y negligencia médica a instancias de Israel. Después de sufrir un derrame cerebral y parálisis mientras estaba detenido como niño prisionero dentro del sistema penitenciario israelí, Satari relató el trato infrahumano al que fue sometido dentro del sistema penitenciario. Aquí narró su experiencia de vivir en tiendas y campamentos improvisados rodeados de alambres de púas, con una completa falta de asistencia médica para quienes sufrían enfermedades o afecciones crónicas. Señala que, en su caso, no vio a un médico durante dos meses y se le negó el tratamiento médico y la fisioterapia y sólo se le dijo que “el agua potable” remediaría su condición.

Antes de terminar su segmento, Satari aludió a un importante punto de discusión: la perspectiva de un intercambio de prisioneros entre Hamas e Israel. Bajo este paraguas, Satari señaló que después del conflicto Israel-Gaza de 2014 (Operación Borde Protector) se han hecho llamamientos para que Israel libere a 54 prisioneros que fueron arrestados de nuevo después de ser liberados en el acuerdo Shalit en 2011.

LEER: El ejército iraní adquiere aviones no tripulados de combate con un alcance de 930 millas

En medio de COVID-19, esta demanda de liberación de 54 prisioneros ha sido reducida por el líder de Hamas en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar. En vista de ello, Satari dijo que Hamas ha manifestado su intención de dar a conocer información sobre los soldados israelíes cautivos y de iniciar un intercambio humanitario destinado a asegurar la liberación de varios prisioneros palestinos jóvenes y ancianos.

La última oradora del seminario web, Charlotte Kates, coordinadora internacional del grupo de derechos de los prisioneros palestinos Samidoun. La presentación de Kates se centró en las diferentes iniciativas disponibles para concienciar sobre la situación de los prisioneros palestinos.

Comenzó su exposición señalando que con la pandemia mundial de COVID-19 el tema de los prisioneros se ha vuelto más crítico a nivel de salud que nunca antes, a pesar de que antes del brote era crítico a nivel político, social y humano. En este contexto, es importante, como señala Charlotte, que los activistas internacionales se centren en el caso de los prisioneros palestinos porque “el impacto potencialmente devastador de la propagación de este virus entre los prisioneros es realmente bastante claro”. Estos prisioneros, 5.000 en total, son “madres, padres, hermanos, hermanas, profesores, estudiantes, organizadores comunitarios, líderes femeninos, líderes sindicales, luchadores por la libertad, personas que están comprometidas en todos los aspectos de la lucha y todos los aspectos de la sociedad encerrados en las cárceles israelíes y amenazados de muerte por la propagación de COVID-19”.

Al comentar las medidas que pueden adoptarse en toda Europa y en la comunidad internacional en general, Kates subrayó que la cuestión de los prisioneros palestinos debe integrarse cada vez más en el movimiento y la lucha más amplios de BDS; en esencia, la campaña debe adaptarse de manera que se plantee la cuestión, por ejemplo, de la financiación por la Unión Europea de los proyectos de investigación y desarrollo israelíes y del Acuerdo de Asociación entre Europa e Israel. Estas campañas son vitales, según Kates en “la lucha contra la interconexión de la Unión Europea, los Estados Unidos e Israel”. Concluyó pidiendo mayores esfuerzos organizados y contacto con los representantes electos, al tiempo que se interrumpe la conexión existente entre Israel y los Estados europeos.

LEER: La relación cliente-estado de Arabia Saudita con los EE.UU. debería preocupar al mundo entero

Categorías
CoronavirusIsraelNoticiasOriente MedioPalestina
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines