Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel cierra las zonas ultra ortodoxas de Jerusalén para detener la propagación del coronavirus

Una familia judía ultraortodoxa camina detrás de una cinta extendida por la policía, a la entrada del barrio de Mea Shearim en Jerusalén el 12 de abril de 2020, durante la novedosa crisis de la pandemia de coronavirus [AHMAD GHARABLI/AFP vía Getty Images]

Israel cerró principalmente las zonas judías ultraortodoxas de Jerusalén el domingo para tratar de contener la propagación del coronavirus desde los barrios densamente poblados donde la tasa de infección es alta.

Las restricciones de entrada y salida, impuestas por los controles de carretera de la policía, se impusieron el mismo día en que entró en vigor en todo el país una orden gubernamental para el uso de máscaras en público.

Los residentes de los barrios restringidos de Jerusalén pueden seguir comprando lo esencial cerca de sus casas. Las sinagogas han sido cerradas para tratar de detener las infecciones, como lo han hecho en todo el país.

Los barrios son el hogar de grandes familias que viven en barrios cercanos. El cumplimiento de las directrices de distanciamiento social ha sido irregular.

Bnei Brak, una ciudad ultraortodoxa de 200.000 habitantes cerca de Tel Aviv, fue declarada zona restringida el 2 de abril y la policía tiene acceso limitado a la zona.

Israel ha notificado 10.878 casos confirmados de coronavirus y 103 muertes. Las autoridades palestinas enumeraron 268 casos en la Ribera Occidental ocupada y en la Franja de Gaza, con dos muertes.

LEER: Jordania extiende el cierre de las oficinas gubernamentales hasta finales de abril

En Cisjordania, el Ministro de Finanzas palestino Shukri Bishara dijo que la Autoridad Palestina (AP) pidió a Israel que le ayudara a hacer frente a las dificultades económicas causadas por la crisis del coronavirus.

Israel suele recaudar unos 700 millones de shekels (195 millones de dólares) al mes, a cambio de una comisión del 3% en ingresos fiscales para la AP por las importaciones que llegan a través de los puertos israelíes. Pero la AP espera que estos ingresos disminuyan en más del 50% debido a la reducción del comercio durante la crisis del coronavirus.

Bishara dijo que había pedido a Israel que prestara a la AP el dinero necesario para asegurar que los traspasos ascendieran al menos a 500 millones de shekels (140 millones de dólares) al mes. Cualquier préstamo sería devuelto a Israel con los futuros ingresos fiscales, posiblemente después de la crisis.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines