Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán renueva la alerta sobre el coronavirus mientras se reanudan las actividades de “bajo riesgo”

La tripulación del cuerpo de bomberos y las fuerzas paramilitares Basij de Irán, usando trajes protectores, llevan a cabo trabajos de desinfección en las calles como parte de las precauciones contra la pandemia del coronavirus (COVID-19) en Teherán, Irán, el 3 de abril de 2020 [Fatemeh Bahrami / Agencia Anadolu]

El presidente Hassan Rouhani instó a los iraníes a seguir respetando las medidas de protección contra el nuevo coronavirus, ya que las actividades comerciales de “bajo riesgo” se reanudaron en la mayor parte del país el sábado, según informaron la agencia estatal de noticias IRNA y Reuters.

Los llamados negocios de bajo riesgo -incluyendo muchas tiendas, fábricas y talleres- reanudaron sus operaciones en todo el país, con la excepción de la capital, Teherán, donde reabrirán a partir del 18 de abril.

Se citó a Rouhani diciendo:

Aliviar las restricciones no significa ignorar los protocolos de salud… El distanciamiento social y otros protocolos de salud deben ser respetados seriamente por la gente.

También se reabrieron muchas oficinas gubernamentales, con dos tercios de su personal para reducir el hacinamiento. En Qom, una ciudad de 1,2 millones de habitantes que fue el epicentro inicial del brote de coronavirus de Irán, se esperaba la reapertura de unos 24.000 negocios, según la televisión estatal.

“Hemos desinfectado la tienda y estamos proporcionando guantes a los clientes”, dijo un librero de Qom a la televisión estatal.

La República Islámica es el país de Oriente Medio más afectado por la enfermedad respiratoria COVID-19 y ha estado luchando para frenar la propagación de la infección. Pero al gobierno también le preocupa que las medidas para limitar las actividades públicas puedan arruinar una economía que ya ha sido golpeada por las sanciones.

Los negocios de alto riesgo como teatros, piscinas, saunas, salones de belleza, escuelas, centros comerciales y restaurantes aún no han reabierto sus puertas.

Las escuelas y universidades siguen cerradas y se ha impuesto una prohibición de las reuniones culturales, religiosas y deportivas. Es probable que Irán también prohíba todos los actos públicos que marquen el sagrado mes de ayuno musulmán del Ramadán, que comienza a finales de abril.

LEER: La ONU condena el corte de agua a la capital libia

Sin embargo, las autoridades sanitarias se han quejado repetidamente de que muchos iraníes han hecho caso omiso de los llamamientos para que se queden en casa, advirtiendo de una segunda oleada del brote. El número de muertes en Irán ha llegado a 4.357 con 70.029 casos infectados.

“Si la gente se vuelve arrogante sobre la situación relativamente mejor ahora y hace caso omiso de las medidas sanitarias anticorona … seguramente nos enfrentaremos a una fase dura y pesada (de la enfermedad)”, dijo el Ministro de Salud Saeed Namaki en la televisión estatal.

Las agencias de noticias mostraron imágenes que mostraban el tráfico pesado en las autopistas del centro de la ciudad de Teherán y autobuses y vagones de metro atestados, a pesar de las advertencias de los funcionarios de que el transporte público estaba detrás de más del 20% de la propagación del coronavirus.

Mientras tanto, Irán ejecutó a un preso condenado a muerte que supuestamente había provocado una fuga masiva de la prisión, informó la IRNA, después de que el temor a un brote de coronavirus provocara disturbios en varias instituciones.

IRNA dijo que el hombre, Mostafa Salimi, había sido condenado a muerte por delitos de seguridad, incluida la participación en un enfrentamiento en el que murieron dos agentes de seguridad hace unos 16 años. El nombre de Salimi figura desde hace tiempo en las listas de presos políticos kurdos que se enfrentan a la ejecución, publicadas por el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional.

Irán ha liberado temporalmente a unas 85.000 personas de la cárcel, incluidos presos políticos, en respuesta a la pandemia del coronavirus, según han declarado las autoridades.

IRNA informó que el portavoz del gobierno Ali Rabiei dijo el sábado: “En caso de un cierre a largo plazo, unos 4 millones de personas podrían estar sin trabajo… Cuatro millones de empleados no estatales se enfrentan a la paralización o reducción de actividades, reducción de salarios y expulsión”.

LEER: Arabia Saudí extiende el toque de queda por el coronavirus indefinidamente

Categorías
CoronavirusIránNoticiasOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines