Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La coalición liderada por los saudíes anuncia el cese del fuego en la guerra de cinco años de Yemen

Una calle casi vacía se ve después de tomar precauciones contra el coronavirus (COVID-19) en Sanaa, Yemen, el 4 de abril de 2020. [Mohammed Hamoud - Agencia Anadolu]

La coalición liderada por Arabia Saudita que lucha contra los hutíes de Yemen alineados con Irán dijo el miércoles que estaba deteniendo las operaciones militares en todo el país en apoyo a los esfuerzos de la ONU para poner fin a una guerra de cinco años que ha matado a más de 100.000 personas y ha propagado el hambre y las enfermedades, informa Reuters.

La medida tiene como objetivo facilitar las conversaciones patrocinadas por el enviado especial de la ONU Martin Griffiths para un alto el fuego permanente, y se decidió en parte para evitar un posible brote del nuevo coronavirus, aunque hasta ahora no se ha informado de ningún caso, dijo el portavoz de la coalición militar, el coronel Turki al-Malki.

El alto el fuego entrará en vigor el jueves al mediodía durante dos semanas y está abierto a prórroga, dijo en un comunicado.

El anuncio es el primer gran avance desde que las Naciones Unidas convocaron a las partes en conflicto a finales de 2018 en Suecia, donde firmaron un alto el fuego en la ciudad portuaria de Hodeidah, en el Mar Rojo.

LEER: Marruecos hace obligatorias las mascarillas en público

Pero no está claro si el movimiento armado hutí seguirá el ejemplo. El portavoz Mohammed Abdulsalam dijo que han enviado a las Naciones Unidas una visión integral que incluye el fin de la guerra y el “bloqueo” impuesto a Yemen.

“Nuestra propuesta sentará las bases para un diálogo político y un período de transición”, escribió el miércoles.

Horas después del anuncio de la coalición, el ministro de información de Yemen dijo que los Houthis habían atacado Hodeidah y la ciudad central de Marib con misiles, mientras que los medios de comunicación Houthi dijeron que los ataques de la coalición golpearon las provincias de Hajja y Saada.

La semana pasada, el enviado de la ONU, Griffiths, envió una propuesta al gobierno internacionalmente reconocido, a la coalición liderada por Arabia Saudita que lo apoya y a los hutíes, que controlan la capital Sanaa y la mayor parte del norte de Yemen.

Griffiths acogió con beneplácito el cese del fuego y exhortó a las partes beligerantes a “aprovechar esta oportunidad y cesar inmediatamente todas las hostilidades con la mayor urgencia, y avanzar hacia una paz amplia y sostenible”.

Niños yemeníes afectados por la guerra de la coalición saudí – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente Medio]

 

 

La amenaza del coronavirus

Se espera que los adversarios se reúnan por videoconferencia para discutir la propuesta, que pide el cese de todas las hostilidades aéreas, terrestres y navales.

Un alto funcionario saudí, hablando con los periodistas en Washington, dijo que Riad esperaba que durante las próximas dos semanas el Consejo de Seguridad de la ONU ayudara a presionar a los Houthis “para que cesen las hostilidades”, se unan al cese del fuego “y también para que se comprometan seriamente con el gobierno yemení”.

La ONU y los aliados occidentales han señalado la amenaza del coronavirus para empujar a los combatientes del Yemen a aceptar nuevas conversaciones para poner fin a una guerra que ha dejado a millones de personas vulnerables a las enfermedades. Los Estados Unidos y Gran Bretaña han proporcionado a la coalición armas, inteligencia y apoyo logístico.

Yemen ha sido testigo de una pausa en la acción militar después de que Arabia Saudita y los hutíes iniciaran conversaciones indirectas a finales del año pasado. Sin embargo, un reciente aumento de la violencia, incluidos los misiles balísticos disparados hacia Riad el mes pasado y los ataques aéreos de represalia de la coalición, amenaza los frágiles acuerdos de paz en ciudades portuarias vitales.

LEER: Libia: Pacientes con coronavirus evacuados del hospital bombardeado por la milicia de Haftar

Yemen, que ya es el país más pobre del mundo árabe, se ha visto envuelto en la violencia desde que los hutíes expulsaron al gobierno de Sanaa a finales de 2014.

El conflicto, considerado en gran medida como una guerra indirecta entre Arabia Saudita y el archienemigo regional Irán, ha desencadenado una crisis humanitaria urgente que ha llevado a millones de personas al borde de la hambruna, ha obligado a otros millones a buscar refugio en campamentos de desplazados y ha provocado brotes de cólera y difteria.

El viceministro de defensa saudí, el Príncipe Khalid bin Salman, twiteó que el reino contribuiría con 500 millones de dólares al plan de respuesta humanitaria de la ONU para Yemen en 2020 y otros 25 millones de dólares para ayudar a combatir la propagación del coronavirus.

Las Naciones Unidas hicieron un llamamiento por más de 4.000 millones de dólares en 2019 para la crisis humanitaria y se espera que vuelvan a pedir varios miles de millones de dólares en 2020.

Categorías
Arabia SauditaCoronavirusNoticiasOriente MedioUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba