Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irak: Washington fortalecerá la presencia de la OTAN para retirarse militarmente de Bagdad

Vista general del segundo día de la Reunión de Ministros de Defensa de la OTAN en la sede de la OTAN en Bruselas, Bélgica, el 13 de febrero de 2020 [Dursun Aydemir / Agencia Anadolu]

La aprobación de los aliados de Estados Unidos para fortalecer el papel de la misión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Irak, indica la intención de Washington de “desconectarse” militarmente de Bagdad. Sin embargo, esos aliados han pedido a la administración estadounidense que mantenga su compromiso militar en la región para combatir a Daesh.

Un diplomático europeo declaró que: “La transferencia de responsabilidades a la OTAN siempre ha sido un precursor de la retirada militar de los Estados Unidos”, citando dos ejemplos: la Fuerza de Kosovo (KFOR) y la Misión de Apoyo Resolutivo (RSM) en Afganistán.

El diplomático enfatizó que: “Esto solo funcionará si la misión de la OTAN incluye un fuerte componente estadounidense”. Las tropas estadounidenses representan actualmente la mitad de los 16,000 soldados afiliados al RSM.

Indicó que la solicitud de los Estados Unidos de entregar algunas actividades de entrenamiento designadas a las fuerzas iraquíes, a la OTAN en nombre de la coalición internacional para derrotar a Daesh, cae dentro de este contexto.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció su intención de reducir la presencia militar de su país en todo el mundo y retirarse de muchas áreas de operaciones, especialmente en África, América Latina y medio oriente, para enfocar sus esfuerzos en Asia, en el contexto de confrontar a China.

Sin embargo, la situación cambió con la escalada de tensión con Irán, ya que Estados Unidos intentó desplegar más tropas y envió aviones a la región del Golfo.

LEER: Estados Unidos reanuda la asistencia militar a Somalia

A raíz de la muerte del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, a principios de enero en una redada estadounidense cerca de Bagdad, la ira contra los EE.UU. en Irak aumentó, lo que obligó a Washington a suspender las operaciones de la coalición internacional y tratar de limitar su presencia allí.

La solución para lograr esto fue fortalecer el papel de la pequeña misión de la OTAN desplegada en Irak desde 2018.

Durante su reunión del miércoles y jueves en Bruselas, los ministros de Defensa de los países de la OTAN aprobaron la transferencia de algunas actividades de la coalición a la misión de la OTAN, y la misión fue fortalecida por las tropas de los estados miembros de la alianza.

Después de que el gobierno iraquí acordó el miércoles por la noche transferir algunas actividades de capacitación a la OTAN, se espera que la misión se fortalezca rápidamente.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció el jueves que el número de tropas que serán transferidas de la coalición a la fuerza de la OTAN, y los detalles de las actividades de entrenamiento que reanudará la misión, serán discutidos durante una reunión de la coalición internacional el viernes en Munich, al margen de la conferencia de seguridad.

El jueves, España confirmó a la OTAN la transferencia de una parte de sus unidades a la misión de la OTAN. Sin embargo, la ministra de Defensa española, Margarita Robles, confirmó que: “Está fuera de discusión hacerse cargo de las actividades de combate”.

LEER: Irak: el ejército entrega las competencias de seguridad a la policía en Wasit

Stoltenberg declaró repetidamente que la OTAN debe entrenar a las fuerzas iraquíes para poder luchar contra Daesh y evitar que reorganice sus filas, intensificando sus actividades en Irak.

Las tropas estadounidenses permanecerán en Irak para luchar contra Daesh. Sin embargo, Washington está decidido a continuar fortaleciendo la presencia de la OTAN en Irak, mientras le transfiere misiones defensivas y le pide a otros aliados que asuman más responsabilidades, permitiéndoles retirarse militarmente de Irak, explicó el secretario de defensa de Estados Unidos, Mark Esper, durante la reunión en Bruselas. .

La ministra de Defensa francesa, Florence Barley, advirtió sobre el enfoque de Estados Unidos durante una visita a Washington a fines de enero, afirmando que la política de Trump “OTAN-medio oriente” no debe convertirse en una política de “OTAN sin Estados Unidos”. También expresó las mismas preocupaciones durante la reunión de la OTAN.

La ministra de defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, fue más franca mientras discutía la situación, subrayando que era imposible que Alemania aumentara la participación para reemplazar a las fuerzas estadounidenses en Irak.

Categorías
IrakNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioOTANUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba