Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Netanyahu se enfrenta a un desafío de liderazgo en su partido antes de las elecciones de marzo

Los israelíes sostienen pancartas durante una manifestación en apoyo del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en Tel Aviv, el 26 de noviembre de 2019 [Mostafa Alkharouf / Agencia Anadolu]

El asediado primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, enfrentó un nuevo desafío a su poder el jueves cuando su partido del Likud celebró las primarias de liderazgo en el período previo a las elecciones nacionales, las terceras del país en menos de un año, según informa Reuters.

Se espera que Netanyahu, jefe del Likud durante los últimos 14 años, mantenga el liderazgo del partido de derecha.

Sin embargo, el desafío se ha sumado a las presiones que se le han acumulado este año al primer ministro, que se encuentra bajo acusaciones y luchando por la supervivencia política.

En noviembre, Netanyahu fue acusado de corrupción en tres casos penales y no logró formar un gobierno en dos ocasiones distintas a raíz de dos votaciones nacionales no concluyentes, celebradas en abril y septiembre.

El rival centrista de Netanyahu en esas elecciones, Benny Gantz, tampoco pudo formar un gobierno de coalición, lo que llevó a Israel a un estancamiento político y a unas terceras elecciones sin precedentes.

Leer: PA slams Netanyahu’s attacks on ICC 

Netanyahu ha presentado el caso legal en su contra como una cacería de brujas política, orquestada por los medios y la izquierda israelí con la esperanza de derrocar a un líder popular de derecha.

Aunque los problemas del “Rey Bibi”, como lo apodan sus fanáticos, no parecen haber mermado la lealtad de sus seguidores, algunos miembros del Likud han dicho que es hora de un nuevo liderazgo.

Su rival en las primarias del partido, Gideon Saar, ex ministro de Educación e Interior y miembro popular del Likud, dijo que es poco probable que el partido recupere el poder en las elecciones del 2 de marzo a menos que Netanyahu se eche a un lado.

Netanyahu, que ha sido primer ministro durante más de una década, ha desestimado los desafíos de Saar, expresando sus credenciales de seguridad y su destreza internacional.

Unos 116.048 miembros del Likud son elegibles para votar en las primarias del partido, aunque el desapacible clima podría mantener a algunos de ellos en casa. Los resultados se esperan para el viernes por la mañana.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines