Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Erdogan advierte a Europa de que Turquía no puede con una nueva ola migratoria de Siria

Sirios posan para una foto en el campo de refugiados en Turquía el 9 de enero de 2018 [Rauf Maltaş / Agencia Anadolu]

Turquía no puede con una nueva ola de inmigrantes de Siria, dijo el presidente Tayyip Erdogan el domingo, advirtiendo que los países europeos sentirán el impacto de tal afluencia si no se detiene la violencia en el noroeste de Siria, informa Reuters.

Actualmente, Turquía alberga a unos 3,7 millones de refugiados sirios, la mayor población de refugiados del mundo, y teme otra ola de la región de Idlib, donde viven hasta 3 millones de sirios en la última franja de territorio controlada por los rebeldes.

Las fuerzas sirias y rusas han intensificado su bombardeo de objetivos en Idlib, que el presidente de Siria, Bashar al-Assad, prometió recuperar, lo que provocó una ola de refugiados hacia Turquía.

Hablando en una ceremonia de entrega de premios en Estambul el domingo por la noche, Erdogan dijo que más de 80.000 personas estaban yendo de Idlib a Turquía.

“Si la violencia hacia la gente de Idlib no se detiene, este número aumentará aún más. En ese caso, Turquía no llevará la carga de los migrantes por sí sola”, dijo Erdogan.

“El impacto negativo de la presión a la que seremos sometidos será algo que todas las naciones europeas, especialmente Grecia, también sentirán”, dijo, y agregó que una repetición de la crisis migratoria de 2015 sería inevitable.

También dijo que Turquía estaba haciendo todo lo posible por detener los bombardeos rusos en Idlib, y agregó que una delegación turca iría a Moscú para discutir sobre Siria el lunes.

Erdogan había amenazado previamente con “abrir las puertas” a los inmigrantes a Europa a menos que Turquía obtuviera más apoyo para acoger a los refugiados.

Leer: US needs Turkey more than Turkey needs US: envoy 

Turquía busca apoyo internacional para los planes de asentar a un millón de sirios en parte del noreste de Siria, que sus fuerzas y sus aliados rebeldes sirios confiscaron a la milicia kurda YPG en una incursión transfronteriza en octubre.

Ankara ha recibido poco respaldo público para la propuesta y ha criticado repetidamente a sus aliados por no apoyar sus planes. La ofensiva de Turquía también recibió la condena de los aliados, incluidos los Estados Unidos y los países europeos.

“Hacemos un llamado a los países europeos para que usen su energía para detener la masacre en Idlib, en lugar de tratar de arrinconar a Turquía por las medidas legítimas que tomó en Siria”, dijo Erdogan el domingo, refiriéndose a las tres operaciones militares que Turquía ha llevado a cabo en Siria.

Después del foro mundial sobre refugiados en Ginebra la semana pasada, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados dijo que los estados prometieron más de 3.000 millones de dólares para apoyar a los refugiados y alrededor de 50.000 lugares de reasentamiento. Pero Erdogan, que asistió al foro, dijo el domingo que la cifra no era suficiente.

Las agencias de la ONU dicen que cientos de personas han sido asesinadas en Idlib este año tras ataques en áreas residenciales.

Rusia y el ejército sirio, leal al presidente Bashar al-Assad, niegan las acusaciones de bombardeo indiscriminado de áreas civiles y dicen que están luchando contra militantes islamistas inspirados en Al Qaeda.

Los equipos de rescate dijeron que seis personas fueron asesinadas en Maarat al Numan y 11 más en aldeas cercanas el viernes.

Más temprano el domingo, la agencia estatal de noticias Anadolu de Turquía dijo que unas 205.000 personas habían sido desplazadas de sus hogares en Idlib desde noviembre debido a los ataques. Dijo que los civiles que huían se dirigían hacia áreas en Siria que Turquía confiscó en sus operaciones militares, o hacia otras partes de Idlib.

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRusiaSiriaTurquíaUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines