Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos informa del derribo de un dron por las defensas aéreas rusas cerca de la capital libia

Avión no tripulado de vigilancia Global Hawk RQ-4A de EE. UU. el 19 de diciembre de 2016 en California, EE. UU. [Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.]

El ejército de los Estados Unidos cree que un avión no tripulado estadounidense desarmado, supuestamente perdido cerca de la capital de Libia el mes pasado, fue derribado por las defensas aéreas rusas y exige el regreso de los restos del avión, dice el Comando de África de Estados Unidos.

Tal derribo subrayaría el papel cada vez mayor de Moscú en la nación rica en energía, donde los mercenarios rusos están interviniendo en nombre del comandante Khalifa Haftar, con sede en el este de Libia, en la guerra civil de Libia.

Haftar ha tratado de tomar la capital Trípoli, ahora en manos del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Libia, reconocido internacionalmente.

El general del ejército de Estados Unidos, Stephen Townsend, que dirige el comando de África, dijo que creía que los operadores de las defensas aéreas en ese momento “no sabían que era un avión de control remoto de Estados Unidos cuando dispararon contra él”.

“Pero ciertamente saben a quién pertenece ahora y se niegan a devolverlo. Dicen que no saben dónde está, pero no me lo creo”, dijo Townsend a Reuters en un comunicado, sin dar más detalles.

Leer: Libyan officials cite evidence of Russian mercenaries supporting Haftar 

Karns dijo que Estados Unidos creía que los operadores de defensa aérea abrieron fuego contra el avión estadounidense después de “confundirlo con un dron de la oposición”.

Un funcionario del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Libia, reconocido internacionalmente, dijo a Reuters que los mercenarios rusos parecían ser responsables.

Las autoridades rusas niegan el uso de contratistas militares en cualquier escena militar extranjera y dicen que cualquier civil ruso que pueda estar luchando en el extranjero es voluntario. El LNA niega que tenga respaldo extranjero.

Un contratista ruso actual y otro anterior le dijo a Reuters que desde septiembre, el LNA había recibido apoyo de varios cientos de contratistas militares privados de un grupo ruso.

Funcionarios militares vinculados al GNA y diplomáticos occidentales también han confirmado la presencia de contratistas rusos en Libia.

 

INCLINANDO LA BALANZA

Haftar, que afirma estar luchando para librar a Trípoli de los grupos armados de tendencia islamista, recibió el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos y Egipto, y, más recientemente, de los mercenarios rusos, según diplomáticos y funcionarios de Trípoli.

Frederic Wehrey, un miembro de alto rango de Carnegie Endowment for International Peace, con sede en Estados Unidos, dijo que las contribuciones rusas de capacidades avanzadas, desde francotiradores hasta armamento de precisión, se podían sentir en el campo de batalla, lo que eleva la moral de las fuerzas de Haftar.

“Le está dando a Haftar una verdadera ventaja tecnológica”, dijo Wehrey, quien recientemente regresó de Libia.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, en una entrevista con Reuters a principios de esta semana, se negó a comentar directamente sobre el avión no tripulado, pero dijo que creía que Rusia estaba tratando de “inclinar la balanza” en la guerra civil de Libia para crear una situación que fuera ventajosa para Moscú.

Leer: Energy minister: Turkey to begin oil exploration in Libya soon 

Townsend expresó su profunda preocupación por el creciente papel de Rusia en el país, incluida la forma en que afectaría la “soberanía territorial de Libia y la misión antiterrorista de AFRICOM”.

“Esto pone de relieve la mala influencia de los mercenarios rusos que actúan para influir en el resultado de la guerra civil en Libia, y que son directamente responsables del reciente y acusado aumento de los combates, las bajas y la destrucción en Trípoli”, dijo Townsend.

Mohammed Ali Abdallah, asesor de asuntos estadounidenses en el GNA de Libia, dijo que el avión no tripulado estadounidense había caído cerca del bastión pro-LNA de Tarhuna, a 65 km (40 millas) al sureste de Trípoli.

Más de 1.400 mercenarios rusos fueron desplegados con el LNA, dijo.

“Solo los rusos tienen esa habilidad, y estaban operando donde sucedió”, dijo Abdallah, en comentarios escritos enviados a Reuters.

“Entendemos que sus socios rusos le pidieron a Haftar que se responsabilizara, a pesar de no tener la capacidad o el equipo para derribar un avión no tripulado estadounidense”.

Según las cifras de la ONU, más de 200 civiles han sido asesinados y más de 128.000 desplazados en los combates desde abril.

Categorías
ÁfricaAsia y AméricaEuropa y RusiaLibiaNoticiasRusiaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba