Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Sisi pide a los egipcios que trabajen 12 horas al día para aumentar la producción económica del país

El presidente de Egipto, Abdel Fattah el-Sisi, pronuncia un discurso en la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, el 24 de septiembre de 2019. [Erçin Top - Agencia Anadolu]

El presidente egipcio, Abdel Fattah Al-Sisi, ha dicho a los ciudadanos egipcios que comiencen la jornada laboral a las 6.00 horas de la mañana y trabajen hasta las 18.00 horas de la tarde para impulsar la economía.

En la apertura de un proyecto de muebles en la ciudad de Damietta, el presidente dijo que esto ayudará a aumentar la producción y las exportaciones de Egipto al mundo, beneficiando al país.

“Un hombre que comienza a trabajar a las 6.00 horas de la mañana y continúa hasta las 18.00 horas, es decir, 12 horas. Digamos que toma una hora para almorzar, es decir 11 horas, es lo apropiado”, dijo Al-Sisi.

Esta no es la primera vez que Al-Sisi ha pedido al pueblo egipcio que trabaje más duro para salvar el país. Hace dos años desató la polémica en las redes sociales tras pedir a los ciudadanos que donasen sus propinas a proyectos de caridad en un intento por impulsar la economía del país.

El presidente también ha pedido a los egipcios que pierdan peso para ahorrar dinero, dijo que los egipcios deben cuidarse mejor y pidió en los programas de televisión que no permitan que los presentadores e invitados con sobrepeso aparezcan en pantalla.

Leer: Egypt: Man sets fire to wife who didn’t get pregnant

Al-Sisi fue acusado de ser una vergüenza para el país y de pasar por alto el hecho de que el precio de la fruta y la verdura se disparó después de que las reformas económicas del gobierno redujeran los subsidios a los alimentos.

En 2017 estallaron manifestaciones en todo el país a medida que el precio del petróleo, el azúcar y el pan se volvieron inaccesibles para los egipcios que confiaban en el sistema de raciones del país.

Después de las protestas, un general de los servicios de seguridad egipcios, Mohamed Mansour, dijo que era “grosero” quejarse por el aumento de los precios y la escasez de alimentos y pidió a los egipcios que “sacrificaran su cena” por el bien de su país.

Desde 2016, las autoridades egipcias han implementado un programa de austeridad severa a cambio de un préstamo del FMI. Los egipcios han luchado para cubrir los crecientes costos del combustible y la electricidad.
El Banco Mundial confirmó recientemente un informe que demuestra que un 60 por ciento del país es pobre o vulnerable.

Los intentos de culpar a los ciudadanos se producen cuando el denunciante Mohamed Ali reveló que Al-Sisi y su círculo íntimo gastaban millones en palacios de lujo mientras los ciudadanos sufrían la pobreza.

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba