Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un activista egipcio de derechos humanos reaparece después de 167 días

Investigador egipcio Ibrahim Ezz-Eldin [Twitter]

Han pasado 167 desde que Ibrahim Ezz-Eldin desapareciese de su vivienda en contra de su voluntad. Tras cinco meses sin saber nada de él, hoy ha reaparecido en la Fiscalía Suprema de Seguridad del Estado.

Ezz-Eldin fue secuestrado por policías vestidos de civiles el 12 de junio de este año cerca de su casa en Moqattam. Cuando su familia y su abogado preguntaron sobre su paradero, las autoridades negaron que estuviera arrestado.

El activista era conocido por investigar sobre los derechos de vivienda para la ONG de la Comisión Egipcia de Derechos y Libertades (ECRF) y trabajó en desalojos forzosos en Egipto. Criticaba la forma en que las autoridades administran los barrios marginales, aseguraba que las inversiones en la nueva capital administrativa deberían haber sido utilizadas en mejorar el saneamiento del agua y el desarrollo de viviendas.

Su arresto siguió a una visita a Egipto de la Relatora Especial de la ONU sobre el derecho a la vivienda, Leilani Farha, después de la cual, los defensores de los derechos humanos y los abogados que se reunieron con ella fuesen interrogados, amenazados por teléfono o desalojados a la fuerza de sus hogares.

Leer: Egypt sells public land to private real-estate developers

“Egipto no ha cumplido con las garantías que me dieron de que ninguna persona sería hostigada, intimidada o sujeta a represalias por reunirse o proporcionar información a mí o mi delegación en el contexto de mi visita”, dijo Farha después.

El 3 de septiembre, el Tribunal Administrativo de El Cairo debía celebrar una sesión sobre Ezz-Eldin tras un caso iniciado por el ECFR y su madre para determinar su paradero.

Su detención en curso se produce en el contexto de una ofensiva sin precedentes contra los defensores de los derechos humanos perseguidos por el régimen desde 2014. El estado ha impuesto severas restricciones a las protestas, emitió prohibiciones de viaje, arrestó a miles de personas y está llevando a cabo una campaña de desprestigio contra activistas.

El personal de ECFR es acosado continuamente por las autoridades por su papel en la documentación de abusos de los derechos humanos en el país, en particular su trabajo de campaña sobre la desapariciones forzadas sistemáticas en Egipto llevadas a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional y el Servicio de Inteligencia Militar.

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines