Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Irán duplica el precio del combustible para compensar el impacto de las sanciones estadounidenses

Un cliente iraní paga en moneda local por su compra en una tienda en Teherán, Irán, el 24 de abril de 2019 [ATTA KENARE / AFP / Getty]

El gobierno iraní ha aumentado el precio del combustible en casi un 50 por ciento, en un esfuerzo por compensar el impacto de las sanciones de Estados Unidos en la República Islámica. Esta medida impopular, que sugiere que las sanciones punitivas impuestas por el presidente Donald Trump están comenzando a dañar la economía de Teherán, se presentó ayer para ayudar a generar ingresos para pagar los servicios esenciales.

Según el Financial Times, las autoridades de Teherán anunciaron que cada conductor podría obtener 60 litros de gasolina a 15.000 riales iraníes (0,45 dólares) por litro, un aumento del precio del 50 por ciento. Continuará disponible aún el combustible adicional, pero a 30.000 riales iraníes (0,90 dólares) por litro.

Es probable que el aumento de precios se encuentre con aplausos en Washington. La administración de extrema derecha de Trump verá esto como una indicación de la retirada de Teherán, al haber prometido resistir las sanciones más duras de Estados Unidos y no retroceder ante su polémico programa nuclear y política exterior en la región.

Los ingresos generados por el aumento en el precio del combustible darán a los mulás en Teherán un respiro y les permitirán pagar los productos básicos, la medicina y los salarios de los funcionarios, trabajadores y pensionistas.

Sin embargo, la drástica medida, anunciada días después de la noticia alentadora de que Irán había encontrado un nuevo campo petrolero con 53.000 millones de barriles de crudo, puede ser un arma de doble filo, ya que también es probable que someta a las familias iraníes a una mayor presión. Se dice que la inflación ya está por encima del 40 por ciento y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía está bajo “estrés severo”. El FMI ha pronosticado que la economía de Irán se contraerá en un nueve por ciento este año.

Leer: Estados Unidos impone nuevas sanciones a Irán, pero anula otras

Destacando el dolor que tendrá la medida para el ciudadano iraní medio, el Financial Times explicó que muchos de los desempleados dependen de la gasolina barata para trabajar como taxistas privados. Los cabezas de familia de los pueblos más pequeños van a las grandes ciudades durante la semana y duermen en sus coches por la noche para trabajar en aplicaciones de transporte.

Se informa que el vicepresidente de asuntos presupuestarios de Irán, Mohammad Baqer Nobakht, dijo que alrededor de 60 millones de personas de la población de 82 millones disfrutarían de bonos mensuales adicionales para compensar el aumento en los precios de la gasolina.

“El presidente insiste en que todos los ingresos adicionales deben devolverse a la gente”, se dice que Nobakht dijo a la medianoche, en lo que se describe como un movimiento para calmar las preocupaciones de la población sobre una mayor disminución de su poder adquisitivo.

Categorías
Asia y AméricaIránNoticiasOriente MedioUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba