Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos impone nuevas sanciones a Irán, pero anula otras

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en Nueva York, Estados Unidos, el 24 de septiembre de 2019 [Erçin Top / Agencia Anadolu]

Estados Unidos dijo el jueves que había impuesto sanciones al sector de la construcción iraní y al comercio de cuatro materiales utilizados en sus programas militares o nucleares, a la vez que anuló otras sanciones para permitir que las empresas extranjeras continúen el trabajo de no proliferación en Irán, según informa Reuters.

Las decisiones anunciadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos reflejan un esfuerzo por aumentar la presión sobre Irán al imponer sanciones a sectores más amplios de su economía, mientras dejan una puerta abierta a la diplomacia al permitir que continúe el trabajo en las instalaciones nucleares iraníes, dificultando así el desarrollo de una bomba nuclear por parte de Irán.

El año pasado, la administración del presidente Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear de 2015, en el que Irán acordó limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones que paralizaron su economía.

Desde entonces, la administración ha restablecido y endurecido las sanciones estadounidenses para tratar de obligar a Irán a negociar un acuerdo más amplio que también limitaría su programa de misiles balísticos y sus actividades regionales.

El Departamento de Estado dijo que el Secretario de Estado Mike Pompeo había determinado que el sector de la construcción de Irán estaba controlado directa o indirectamente por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC), que Washington considera como una organización terrorista extranjera.

Como resultado, la venta de metales en bruto y semiacabados, grafito, carbón y software para integrar fines industriales será sancionable si los materiales se van a utilizar en el sector de la construcción de Irán, dijo el departamento en una hoja informativa.

En una segunda determinación, Pompeo identificó cuatro “materiales estratégicos” que se utilizan en conexión con programas de misiles nucleares, militares o balísticos, haciendo que el comercio de dichos materiales esté sujeto a sanciones.

La hoja informativa identificaba los materiales como: “tubos de acero inoxidable 304L; MN40 lámina de soldadura de manganeso; MN70 lámina de soldadura de manganeso; y acero inoxidable CrNi60WTi ESR + VAR (cromo, níquel, 60 por ciento de tungsteno, titanio, fundición por electroescoria, fundición por arco en vacío)”.

En una declaración por separado, la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que las determinaciones proporcionaron a Washington la capacidad de “evitar que Irán adquiera materiales estratégicos para el IRGC, su sector de la construcción y sus programas de proliferación”.

Leer: Human Rights Watch says US sanctions violate Iranians’ right to health

Reuters informó el miércoles que Estados Unidos planea permitir que empresas rusas, chinas y europeas continúen trabajando en las instalaciones nucleares iraníes para dificultar que Irán desarrolle un arma nuclear.

El gobierno de Trump permitiría que el trabajo avance emitiendo exenciones a las sanciones que impiden a las empresas no estadounidenses tratar con la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI).

Una fuente familiarizada con el asunto dijo el jueves que el Departamento de Estado había renovado las exenciones durante 90 días.

La continuación del trabajo incluye el rediseño del reactor de investigación Arak de agua pesada de Irán para que no pueda fabricar plutonio apto para bombas bajo operación normal ni modificar centrifugadoras en la planta de enriquecimiento de combustible Fordow de Irán, dijo la fuente.

Las exenciones también cubren el apoyo al reactor nuclear existente de Irán en Bushehr, el suministro de uranio enriquecido para el Reactor de Investigación de Teherán y la transferencia de combustible nuclear usado y desechado fuera de Irán, agregó la fuente.

China National Nuclear Corp, propiedad del estado chino, ha realizado un trabajo de no proliferación en Arak, y Rosatom de Rusia lo ha hecho en Fordow, además de proporcionar combustible de uranio a Irán.

Respondiendo al artículo de Reuters de que las exenciones debían renovarse, un portavoz de China National Nuclear Corp dijo por correo electrónico que estaba “comenzando a cooperar con la parte iraní bajo la dirección de Pekín para buscar una solución positiva al problema nuclear de Irán”. No dio más detalles.

Cuando Trump abandonó el acuerdo nuclear de 2015 el año pasado, comenzó una campaña de “máxima presión” diseñada para obligar a Irán a regresar a la mesa de negociaciones.

Irán ha exigido que Estados Unidos reanude primero el cumplimiento del acuerdo de 2015.

Francia ha tratado de que ambas partes conversen, pero hasta ahora ha fracasado, sugiriendo que ninguno está dispuesto a abandonar los elementos centrales de la política: la creencia de Estados Unidos de que la presión pondrá de rodillas a Irán y la negativa de Irán a rendirse ante la coacción estadounidense.

Categorías
Asia y AméricaChinaEuropa y RusiaIránNoticiasOriente MedioRusiaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba