Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército libanés insta a los manifestantes a abrir las carreteras tras la dimisión del primer ministro

Carreteras bloqueadas en el Líbano [Foto de archivo]

Los soldados y funcionarios de seguridad libaneses instaron a los manifestantes a abrir las carreteras bloqueadas el miércoles para que la vida pueda volver a la normalidad, después de que 13 días de manifestaciones paralizaron el país y obligaron al primer ministro a dimitir, según informa Reuters.

Las tropas despejaron una ruta importante al norte de Beirut después de un breve altercado con los manifestantes por la mañana. Un grupo de soldados trató de recoger un vehículo que bloqueaba la carretera antes de partir, según mostraron imágenes de televisión de al-Jadeed.

En el Ring Bridge en el centro de la capital, un oficial de seguridad trató de persuadir a las multitudes para que despejaran la carretera a los hospitales cercanos. “Me quedaré aquí”, dijo una mujer a Reuters mientras extendía las mantas al otro lado de la carretera.

Leer: OPINION: Lebanon protests, destabilisation by proxy

Saad al-Hariri renunció como primer ministro del Líbano el martes, derrocando a su gobierno de coalición. Dijo que había llegado a un “callejón sin salida” al tratar de resolver la crisis desatada por las grandes protestas contra la élite gobernante.

En un comunicado, el comando del ejército dijo que las personas tenían derecho a protestar, pero eso se aplicaba “solo en las plazas públicas”.

El principal campamento de protesta en una plaza en el centro de la capital estaba en silencio, pero las fuerzas de seguridad lo cerraron al tráfico.

Hariri pronunció su discurso de renuncia después de que una multitud leal a los movimientos chiítas de Hezbolá y Amal atacase y destruyese un campamento en el centro de Beirut.

Fue la lucha más grave en las calles de Beirut desde 2008, cuando los combatientes de Hezbolá tomaron el control de la capital en un breve estallido del conflicto armado con adversarios libaneses leales a Hariri y sus aliados en ese momento.

La salida de Hariri, que tradicionalmente ha sido respaldado por los aliados árabes occidentales y sunitas del Golfo, empuja al Líbano a un territorio político impredecible.

Las protestas han agravado los ya graves problemas económicos del Líbano y los bancos mantuvieron sus puertas cerradas el miércoles.

Leer: OPINION: ‘All of them’ against the Lebanese people

Categorías
LíbanoNoticiasOriente Medio
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines