Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El uso de armas prohibidas aparece en la ofensiva de Turquía

Fósforo blanco [Willy Pete]

Las fuerzas kurdas sospechan que Turquía usa fósforo blanco y napalm en el combate en la ciudad de Ras Al-Ain, al noreste de Siria.

Los informes sobre el uso de armas prohibidas para su uso en objetivos civiles por las convenciones de Ginebra y Armas Químicas, comenzaron a surgir mientras Estados Unidos negoció un acuerdo de alto el fuego de cinco días con Turquía.

The Times compartió hoy una imagen de un niño de 13 años, Mohammed Hamid Mohammed, con signos visibles de lesiones causadas por el fósforo blanco. El niño sufrió las quemaduras después de un ataque aéreo turco en su ciudad en la medianoche del miércoles, según su padre.

El fósforo blanco se puede usar para crear una pantalla de humo o como un marcador de campo de batalla, pero también se puede desplegar como un arma incendiaria mortal, un uso prohibido por el derecho internacional.

Leer: UN chief welcomes pause to Syria operation

Un experto británico en armas químicas a quien se le mostró la fotografía de las quemaduras en el cuerpo de Mohammed dijo que “parece que fue causado por el fósforo blanco”. Continuó diciendo: “En 24 horas me mostraron más fotografías de este tipo de quemaduras que en cualquier etapa reciente de la guerra de Siria. El fósforo blanco es un arma horrible, que puede ser suministrada por avión o artillería. Reacciona a la humedad en la piel de una manera que intensifica su ardor, de modo que el agua no puede apagarla”.

Las autoridades kurdas han señalado con el dedo a Turquía. En un comunicado emitido ocho días después de la ofensiva contra los militantes kurdos, Ankara fue acusado de recurrir al uso de armas prohibidas debido a la fuerte resistencia de los combatientes kurdos en la ciudad fronteriza clave de Ras Al-Ain.

“La agresión turca está utilizando todas las armas disponibles contra Ras Al-Ain”, dijo la declaración kurda. “Ante el evidente fracaso de su plan, Erdogan está recurriendo a armas que están prohibidas en todo el mundo, como el fósforo y el napalm”, agrega el comunicado.

Las acusaciones fueron negadas por el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar. “Es un hecho conocido por todos que no hay armas químicas en el inventario de las Fuerzas Armadas turcas”, se informa que dijo durante una reunión con el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, que es miembro de la delegación de Estados Unidos en Ankara y fue enviado por Trump para negociar un alto el fuego. Acusó a los kurdos de Siria de “usar las armas químicas [ellos mismos] en un intento de culparnos”.

Leer: Erdogan dice que Turquía nunca declarará un alto el fuego en el norte de Siria

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo de seguimiento con sede en Gran Bretaña con una amplia red de fuentes sobre el terreno, no pudo confirmar el uso de napalm o fósforo blanco. Pero el jefe del observatorio, Rami Abdel Rahman, confirmó que hubo un aumento en las quemaduras en los últimos dos días, en su mayoría víctimas traídas del área de Ras Al-Ain.

Con las grandes organizaciones de ayuda, incluidos Médicos Sin Fronteras y la Cruz Roja, retirándose del norte de Siria mientras el presidente Recep Tayyip Erdogan busca limpiar la región fronteriza turca de militantes kurdos para crear una zona segura para reubicar a los refugiados sirios, tales denuncias se han vuelto más difíciles de verificar. Los lugareños piden a los grupos de derechos humanos que permanezcan en el área e investiguen las armas que se utilizan contra los civiles.

Categorías
Asia y AméricaEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioSiriaTurquíaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba